Ya no es un secreto descubrir que la mayoría de personas que inician un plan de entrenamiento lo hacen generalmente por un tema estético, por querer verse bien. Sin embargo, la Actividad Física ha transcendido a través de los tiempos como mucho más que una herramienta embellecedora para la gente. Numerosos estudios e infinidad de publicaciones científicas han demostrado que su verdadera importancia va más allá de tener un cuerpo esbelto o unos músculos grandes. La necesidad de incluir su practica en nuestra vida diaria está directa y estrechamente relacionada con la salud.

Antes de entrar en materia y mirar cuáles son sus beneficios más importantes, no está de más aclarar que algunas personas tienden a confundir la Actividad Física con el Ejercicio Físico. Sin embargo, conceptualmente el ejercicio físico es una forma de actividad física planificada y repetitiva con la finalidad de mejorar o mantener uno o varios aspectos de la condición física. Por su parte, la actividad física comprende simplemente un conjunto de movimientos del cuerpo obteniendo como resultado un gasto de energía mayor a la tasa del metabolismo basal. Ahora si, te dejo con la lista de sus efectos positivos en nuestra calidad de vida.

👍 A nivel orgánico: Aumento de la elasticidad y movilidad articular. Mayor coordinación, habilidad y capacidad de reacción. Ganancia muscular la cual se traduce en el aumento del metabolismo, que a su vez produce una disminución de la grasa corporal. Aumento de la resistencia a la fatiga corporal (cansancio).

👍 A nivel cardíaco: Se aprecia un aumento de la resistencia orgánica, mejoría de la circulación, regulación del pulso y disminución de la presión arterial.

👍 A nivel pulmonar: Mejora la capacidad pulmonar y por consiguiente la oxigenación. Aumenta su capacidad, el funcionamiento de alvéolos pulmonares y el intercambio de la presión arterial, mejora la eficiencia del funcionamiento del corazón y disminuye el riesgo de arritmias cardíacas (ritmo irregular del corazón).

👍 A nivel metabólico: Disminuye la producción de ácido láctico, la concentración de triglicéridos, colesterol bueno y malo, ayuda a disminuir y mantener un peso corporal saludable, normaliza la tolerancia a la glucosa (azúcar), aumenta la capacidad de utilización de grasas como fuente de energía, el consumo de calorías, la concentración de colesterol bueno y mejora el funcionamiento de la insulina.

👍 A nivel de la sangre: Reduce la coagulabilidad de la sangre y permite una mejor fluidez en su recorrido por las venas.

👍 A nivel neuro-endocrino: Se producen endorfinas (hormonas ligadas a la sensación de bienestar), disminuye la producción de adrenalina, aumenta la producción de sudor y la tolerancia a los ambientes cálidos.

👍 A nivel del sistema nervioso: Mejora el tono muscular, los reflejos y la coordinación muscular.

👍 A nivel gastrointestinal: Mejora el funcionamiento intestinal y ayuda a prevenir el cáncer de colon.

👍 A nivel osteomuscular: Incrementa la fuerza, el número de terminaciones sanguíneas en el músculo esquelético, mejora la estructura, función y estabilidad de ligamentos, tendones, articulaciones y mejora la postura. Desarrollo de la fuerza muscular que a su vez condiciona un aumento de la fuerza ósea con lo cual se previene la osteoporosis.

👍 A nivel psíquico: Mejora la autoestima de la persona, incrementa la capacidad de fuerza de voluntad y de autocontrol, mejora la memoria, estimula la creatividad y la capacidad afectiva, disminuye la ansiedad, el estrés, la agresividad y la depresión.

10Shares

Artículos Relacionados