Uno de los principales representantes del fitness ante el mundo es Christopher Robert Evans. El actor que personifica al Capitán América se ha sumergido en el mundo del entrenamiento y se ha convertido en la inspiración de millones de personas.

A sus 39 años mantiene una figura envidiable para cualquier persona de su edad. Él se ha preocupado siempre por mostrar una imagen que enloquece a las mujeres y que motiva a los hombres. Lo mejor de todo es que no tiene problema en revelar lo que hace para tener un cuerpo de superhéroe.

Recientemente, Chris le reveló a la revista Men’s Health las claves de la rutina de entrenamiento del Capitán América. La preparación del nacido en Boston, Mancomunidad de Massachusetts, se basó en mucho ejercicio y una dieta especial. Ser un superhéroe no es nada fácil, y los cambios físicos que tienen que experimentar los actores les obligan a llevar sus cuerpos al límite.

«El entrenamiento era una mierda y la comida ni te digo, entrar en el papel del Capitán América no era nada fácil. Llegas a un punto donde no puedes ni permitirte otro pequeño trozo de pollo. Estás tan hinchado, pero tienes que seguir consumiendo proteínas que es muy complicado», explicó Evans antes de desvelar los 10 secretos de su éxito.

ENTRENAMIENTO DEL CAPITÁN AMÉRICA

1. Ganar en vez de perder

Lo normal cuando te vas a quedar sin camiseta delante de la cámara es definir y perder peso con un agresivo plan nutricional, pero en el caso de Chris Evans fue diferente: él tenía que ganar peso.

«Tengo un metabolismo muy acelerado, y para mí perder peso no supone un esfuerzo, pero ponerse más fuerte consistía en comer más, fue despiadado», dijo el norteamericano.

2. Levantamientos de pesas

Su entrenador confesó que la mayoría de ejercicios no tenía una gran imaginación ni misterio: mucho levantamiento de peso muerto, sentadillas y press de banca, ideal para lucir ese pecho que Capitán América reclama. Las dominadas también tenían protagonismo.

3. Peso, mucho peso

Los entrenamientos de las estrellas para este tipo de papeles suelen estar basados en muchas repeticiones y poco peso. Sin embargo, Evans y su preparador optaron por todo lo contrario, unos ejercicios agotadores con mucho peso que hicieron al actor odiar el gimnasio por un tiempo.

4. Equilibrio

La rutina de Christopher se basó en dividir la semana en grupos musculares, y se incluía entrenamientos de espalda y pierna.

El calendario de Evans, según Super Hero Jacked, consistía en entrenar durante 5 días seguidos y descansar el fin de semana. Y nada de entrenar más de un grupo muscular al día, el objetivo se centraba en darle a cada uno su protagonismo: piernas, espalda, pecho, brazo y core.

NUTRICION DE CHRIS EVANS

5. Pollo y arroz integral

El actor explicó que tenía una rutina inquebrantable para cada día de la semana, donde la pechuga de pollo y arroz integral se convirtieron en sus grandes compañeras al grado de no querer mirarlas una vez concluido el proyecto.

6. La fruta

El entrenador de Evans aceptó determinadas frutas, como las moras, bajas en calorías, y las manzanas, fáciles de consumir aunque seas un hombre muy ocupado.

7. Seis comidas al día

No es raro que antes de las competencias (o en este caso una película), las estrellas comiencen un plan de 6 a 7 comidas diarias. En el caso del Capitán América, fueron 6, 2 de ellas dedicadas al pre y post entrenamiento.

8. Suplementación

Si se aburría del pollo, en alguna ocasión fueron permitidas los batidos y las bebidas energéticas. Todas bien analizadas y proyectadas para mantener su régimen alimenticio a raya.

9. Alto nivel de proteínas

Además de agarrarle odio a la pechuga de pollo, Chris aumentó la ingesta de proteína con pescado magro, especialmente el azul.

10. Abajo los carbohidratos

Redujo los carbohidratos al máximo, incluso cuando son el combustible para el gimnasio. A parte del arroz integral y la fruta, nada era aceptable.

¡Así que a entrenar duro y a comer bien, si quieres tener el cuerpo de un superhéroe!

Artículos Relacionados