Ya no es un secreto descubrir que la mayoría de personas que inician un plan de entrenamiento lo hacen generalmente por un tema estético, por querer verse bien. Sin embargo, el ejercicio físico ha transcendido a través de los tiempos como mucho más que una herramienta embellecedora para la gente. Numerosos estudios e infinidad de publicaciones científicas han demostrado que su verdadera importancia va más allá de tener un cuerpo esbelto o unos músculos grandes. La necesidad de incluir su practica en nuestra vida diaria está relacionada con la salud.

Antes de entrar en materia y mirar cuáles son sus beneficios más importantes, no está de más aclarar que algunas personas tienden a confundir la Actividad Física con el Ejercicio Físico. Sin embargo, conceptualmente la actividad física comprende un conjunto de movimientos del cuerpo obteniendo como resultado un gasto de energía mayor a la tasa del metabolismo basal. Por su parte, el ejercicio físico es una forma de actividad física planificada y repetitiva con la finalidad de mejorar o mantener uno o varios aspectos de la condición física. Ahora si, te dejo con la lista de sus efectos positivos en la salud del ser humano.

👍 Mejora y fortalece el Sistema Osteomuscular (huesos, cartílagos, ligamentos, tendones) contribuyendo al aumento de la calidad de vida y grado de independencia especialmente entre las personas con más edad.

👍 Prolonga el tiempo socialmente útil de la persona; al mejorar su capacidad física, cardio-vascular, ósea y muscular eleva sus niveles productivos, por lo que retarda los cambios propios de la vejez.

👍 Asegura una mayor capacidad de trabajo y asegura la longevidad al favorecer la eliminación de toxinas y oxidantes que lentamente van deterioraron nuestra vida.

👍 Mejora el aspecto físico de la persona. Los beneficios del ejercicio físico son internos y externos, como en este caso.

👍 Mejora el Sistema Inmune y combate enfermedades como asma, estrés de embarazo, infarto, diabetes mellitus y diabetes gestacional; obesidad, hipertensión arterial, osteoporosis y distintos tipos de cáncer, como el cáncer de próstata y el cáncer colorrectal.

👍 Regula todos los índices relacionados con hipertensión, glucemia y grasas en la sangre, que son expulsadas a través del entrenamiento constante.

👍 Genera sensación de placer o bienestar, debido a que el cuerpo produce hormonas llamadas endorfinas cada vez que realizamos este tipo de ejercicios.

👍 Mejora la calidad del sueño. El gasto energético hace que las personas terminen su jornada más agotados y por ende tengan un descanso prolongado.

👍 El ejercicio físico reduce los factores de riesgo para la mayoría de enfermedades crónicas no transmisibles (cardiovascular, como la hipertensión arterial, la hipercoleterolemia, la obesidad o la diabetes).

👍 Disminuye el riesgo de lesiones degenerativas del aparato locomotor y reduce la incidencia la depresión o la ansiedad. Además, mejora los aspectos emocionales como la autoestima y aspectos físicos como reducción de peso, optimización de destrezas motoras y de movilidad articular. En conclusión, existe una relación muy estrecha entre un cuerpo sano y una mente sana.

11Shares

Artículos Relacionados