Correr es uno de los ejercicios favoritos de la gente. Cada vez son más las personas que eligen estos movimientos como su fuente principal del trabajo cardiovascular. Su tendencia ha evolucionado tanto que hoy en día es muy común escuchar o ver por las calles de nuestra ciudad los famosos grupos Running.

Contemplando la idea de que quizá tu también estés pensando en unirte a ellos y comenzar a salir los fines de semana para brindarle a tu cuerpo el gran número de beneficios que trae consigo, en esta oportunidad quiero compartir contigo 5 consejos para tener en cuenta antes de empezar. La información nos la brinda el experto Mario Peña, entrenador personal de Estudio Life, quien a través del portal ‘DMEDICINA’ explica detalladamente algunos mitos y verdades que existen en torno a este ejercicio que, según tu peso, velocidad, tiempo e intensidad, te permite eliminar entre 400 y más de 1000 calorías por hora.

1️⃣ Calentar

Como en cualquier otro deporte, el calentamiento es fundamental para prevenir lesiones. Peña advierte que este debe ser tanto articular como muscular. Podemos hacer sentadillas isométricas, apoyados en la pared, de entre 30 y 60 segundos, extendiendo la rodilla y contrayendo el cuádriceps varias veces. Para el calentamiento aeróbico, hay que empezar trotando a un ritmo suave un par de minutos, para ir subiendo la intensidad, poco a poco.

2️⃣ Ropa

Para correr, siempre debemos elegir ropa cómoda que no comprima la circulación. En cuanto al calzado, aunque siempre es recomendable hacerse un estudio de la pisada, el experto sugiere no realizarlo al empezar porque es muy costoso. Como alternativa, recomienda observar nuestros zapatos para ver cómo pisamos: el desgaste de nuestras zapatillas nos permitirá ver con qué zonas del pie en movimiento pisamos más. En caso de duda, recomienda elegir unas zapatillas neutras a las que luego se les pueda añadir una plantilla, según nuestra pisada.

3️⃣ Hora

El entrenador señala la mañana como el mejor momento para salir a correr porque «activa nuestro cuerpo e interrumpe el sueño». Por el contrario, por la noche es el momento menos recomendable para practicar running. «A los principiantes les hará acabar muy cansados y descansarán mal si se van a dormir seguidamente», explica. Naturalmente, la alternativa para los que no puedan hacerlo por la mañana es correr por la tarde, pero con suficiente margen respecto a la hora de cenar y de dormir.

4️⃣ Comer

Si se sales a correr por la mañana, hay que comer algo suave y de rápida absorción, como una pieza de fruta y un yogurt. Mientras que, a la vuelta, Peña aconseja tomar hidratos, para recuperar la energía gastada, y proteínas, para ayudar al cuerpo a regenerarse.

5️⃣ Estirar

Si estiras antes de correr, no debes hacerlo nunca más de seis segundos, ya que los ligamentos y tendones pueden estirarse demasiado y provocar caídas, lesiones o que no rindamos lo que debemos. Eso sí, lo ideal es estirar después y mejor si se hace a las cinco horas posteriores al ejercicio. En este momento, el músculo no estará tan agotado y dañado, lo que aumenta el riesgo de que puedan romperse más miofibrillas. Además, se recomienda estirar unos 30 minutos una vez por semana toda la musculatura, trabajada o no.

30Shares

Artículos Relacionados