Tal y como lo hemos mencionado en ocasiones anteriores, con el pasar de los años se ha venido demostrando medica y científicamente que el ejercicio no debe suspenderse durante el periodo menstrual. Por el contrario, cada vez son más los estudios que recomiendan la actividad física para estos días, teniendo en cuenta los múltiples beneficios que ésta puede traer a las mujeres y la variación en las cargas e intensidades que se debe manejar.

Sin embargo, existen algunos ejercicios que debes evitar durante la menstruación. De acuerdo con información publicada en ‘Livestrong’, en realidad son al rededor de cinco los ejercicios que debes evitar durante periodo debido a la molestia que pueden ocasionar en tu cuerpo. Antes de entrar a revisar cuáles son estos ejercicios, recuerda que lo verdaderamente importante es entender que el ejercicio o el gimnasio durante la menstruación no es tan malo como muchos piensan.

❌ Postura de Yoga Sirsasana: Popularmente conocida como la parada de cabeza. Greg Justice, autor del libro «Cuida tu propio entrenamiento», detalla que esta postura de yoga al ser invertida puede generar un flujo menstrual excesivo.

❌ Spinning: Habíamos dicho que se puede realizar esta actividad durante el periodo menstrual; sin embargo, algunas posturas pueden hacerte sentir incómoda. Si quieres practicarlo, lo mejor es que tengas una buena protección durante esos días.

❌ Postura de Yoga Sarvangasana: También referenciada como la postura sobre hombros. Al poner los pies hacia arriba con la cabeza apoyada en el suelo, se registra una congestión vascular en el útero, por lo que no puede fluir correctamente la sangre.

❌ Nadar: Sólo se debe evitar si tienes un flujo sanguíneo muy abundante, es decir, que un tampón o una toalla no sea capaz de absorber la cantidad de líquido expulsado. Para ello se recomienda dejar que pasen esos días por fuera de la piscina.

❌ Postura del Arado: El famoso arco invertido con las piernas hacia un lado y los brazos hacia el otro. Al sostener todo el peso en la cabeza se agrandan los vasos sanguíneos del útero, por lo que se puede ocasionar un mayor flujo y fuertes dolores abdominales.

11Shares

Artículos Relacionados