Una de las principales razones por las que las personas ingresan al gimnasio o inician un plan de entrenamiento tiene que ver con la obsesión de tener un abdomen marcado.

La sociedad nos ha vendido la idea que no hay muchas cosas más sexys que tener los abdominales rayados. Sin embargo, conseguir que se vean como queremos no es tan fácil como muchos creen, ni tan difícil como otros piensan.

La verdadera clave pasa por cambiar nuestro estilo de vida e implementar ciertos hábitos que nos permitirán quemar la grasa acumulada en esta zona del cuerpo. Además, es muy importante elegir bien los ejercicios que debes realizar para tener el abdomen el que tanto sueñas.

El entrenamiento es parte fundamental a la hora de obtener los resultados deseados, pero teniendo siempre en cuenta que estos músculos se marcan en la cocina y en la mesa, y no en el gimnasio como la mayoría piensan. A continuación te comparto seis ejercicios para tener un abdomen marcado.

1. Hollow (Hueco)

Es un ejercicio obligatorio para los gimnastas y es uno de los más solicitados entre los atletas más fuertes del mundo. El movimiento es un elemento básico de tu entrenamiento, por una buena razón: es un blaster para el core.

El hollow es en sentido estricto de la palabra la inversión de una lagartija. En lugar de apoyarte contra el suelo y dejar que la gravedad haga el trabajo, te volteas y luchas contra la fuerza de inercia para mantenerte en posición.

2. Bird Dog (Ave Perro)

Te ayuda a moverte dinámicamente dentro de tu entrenamiento, que es una excelente manera de ayudarte a marcar el abdomen. No solo trabajas los músculos centrales y de la cadera con el movimiento, sino que también trabajas en tu equilibrio y coordinación.

Es posible que te caigas en las primeras veces que te dé un giro a este movimiento, lo cual está bien. Una vez que lo hayas perfeccionado, habrás dominado un ejercicio que funciona más que para una sola cosa.

3. Burpee

Si deseas perder la panza, necesita trabajar tantos músculos como te sea posible y el burpee hace precisamente eso. El ejercicio explosivo, que implica pasar de una posición de pushup a un salto y volver a una posición de pushup, golpea cada músculo de la cabeza a los pies.

De hecho, un reciente estudio científico descubrió que 10 repeticiones aceleradas son tan efectivas para acelerar tu metabolismo como un sprint total de 30 segundos, por lo que puedes quemar la grasa de tu abdomen más rápido que nunca.

4. Climbing (Escalada)

Piense en las escaladas como un plank en movimiento, realiza una mini crunch cuando metas una rodilla en el pecho de forma explosiva.

Sin embargo, lo que hace que este movimiento sea tan difícil es que tu core tiene que trabajar horas extra para mantener tu cuerpo estable y recto cada vez que levantas un pie del piso.

5. Arches (Arqueos)

Una mala postura puede llevarte a tener panza, por lo que estar en tu escritorio mucho tiempo puede ser el causante de que no tengas el abdomen marcado, para arreglar tu forma diaria, prueba la fila de arqueros para fortalecer tu core y tu espalda al mismo tiempo.

Mientras recorres la mancuerna en la posición de plank, debes usar los músculos de la espalda para mantener tu cuerpo en una línea recta y fuerte. Mantener esta posición te ayudará a desarrollar fuerza en la espalda y los músculos abdominales para mantenerte erguido.

6. Levantamiento turco con mancuerna

Este ejercicio podría caer en la categoría de «ejercicio principal», pero está lejos de ser un movimiento de aislamiento. Funciona todo: los hombros, las caderas, la espalda, el core, los brazos y tantos otros músculos que ni siquiera se te ocurren.

Se trata de un ejercicio de cuerpo completo tan completo como cualquiera que se te ocurra. Eso significa que es un generador de músculos integral que quemará la grasa del vientre mucho después de que termines tu entrenamiento.

30Shares

Artículos Relacionados