Ya no es nada nuevo decir que gran parte del éxito de un entrenamiento se basa en la alimentación y el descanso, tanto así que si habláramos de un 100%, el 70 sería para la dieta, el 20 para la recuperación y el 10 restante para los ejercicios como tal. Números estudios científicos han dado validez a estos números que, en todo caso, muchas personas no terminan de creer y siguen pensando equivocadamente que la clave está entrenar cada vez más fuerte.

Una de las tantas evidencias que comprueban la importancia de la alimentación en nuestra rutina está relacionada con la cantidad de beneficios que encontramos en las diferentes frutas y vegetales que se encuentran en el mercado al alcance de nuestro bolsillo. Consciente de ello, en esta oportunidad quiero compartir contigo una lista de siete bondades que nos brinda el Mango, una fruta que, entre otras cosas, te ayuda a bajar de peso.

Antes de entrar en materia déjame contarte que, su árbol es botánicamente conocido como el Mangifera Indica, una especie perteneciente a la familia de las anacardiáceas. Es una fruta de la Zona Intertropical de pulpa carnosa y dulce. Destaca entre sus principales características su buen sabor y su fácil adquisición. Es normalmente de color verde en un principio, y amarillo, naranja e incluso rojo-granate cuando está madura, de sabor medianamente ácido cuando no ha madurado completamente. Ahora si, te dejo con el listado de sus beneficios para la salud.

🍊 Antioxidante y Laxante
Gracias a su alto contenido en Vitaminas A y C, y a sus ácidos málico y palmítico, es una fruta muy antioxidante que nos ayuda a protegernos de enfermedades cardíacas, las alergias o el cáncer. Una pieza de 100 gramos de este fruto contienen 36.4 gramos de vitamina C, lo que corresponde al 61% de las necesidades diarias de esa vitamina. Su fibra junto a la fructosa que tiene facilita el tránsito intestinal y actúa como un laxante natural, previniendo así el estreñimiento de una manera fácil y eficaz.

🍊 Bajar de Peso
Los mangos contienen un 83 % de agua, y a pesar de su sabor dulce nos aporta pocas calorías y azúcares fácilmente asimilables. Por ello, el mango es una fruta recomendable para estar presente en dietas de adelgazamiento para tomar tanto en el desayuno como en el tentempié, satisfaciendo la sensación de saciarnos, proporcionando una elevada cantidad de agua y evitando la ingesta de calorías y grasas innecesarias.

🍊 Salud Cardíaca
La vitamina C y la fibra presentes en los mangos han demostrado que ayudan a disminuir los niveles de LDL (colesterol malo), lo que reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón, ataques al corazón y derrame cerebral al mismo tiempo. Además, contiene tanto potasio como magnesio, los cuales estás relacionados a la regulación de la presión arterial, manteniéndola dentro de los límites saludables.

🍊 Fortalece los Huesos
La deficiencia de vitamina K está relacionada con el incremento en el riesgo de padecer osteoporosis y fracturas óseas, principalmente porque la vitamina K apoya a la absorción de calcio necesario para mantener fortalecidos los huesos. Los Mangos brindan este beneficio ya que están llenos de vitamina K.

🍊 Cura la Anemia
Si no ingerimos suficiente hierro en nuestra dieta, podemos padecer de anemia y como consecuencia nos sentiríamos débiles debido a la falta de oxígeno adecuado para abastecer a los órganos. como beneficio adicional el hierro presente en los mangos se ve apoyado por su contenido de vitamina C, que ayuda al cuerpo a absorber el hierro con mayor eficacia.

🍊 Bueno para el hígado
El mejor beneficio de comer mango verde es su capacidad de tratar trastornos hepáticos. Comer un pedazo biche de esta fruta hace que aumente la secreción de los ácidos biliares y limpie los intestinos de bacterias infecciosas.

🍊 Diabetes
Esta fruta es también buena y saludable para la diabetes, por lo que puede ser incluida sin ningún problema en las personas que padecen esta enfermedad. Cuando esté aún sin madurar se debe consumir acompañado de yogur para disminuir los niveles de azúcar en el cuerpo.

Recomendaciones

El mango se consume tanto sólo como en ensaladas y zumos. Su piel (cascara) no se come, para consumirlo fresco y obtener la mayoría de sus beneficios se debe pelar. Dado que esta es una fruta muy resbaladiza, se recomienda pelarlos de una manera similar a cómo pelaríamos un kiwi, cortando la fruta a la mitad y separando la pulpa de la piel con una cuchara grande.

7Shares

Artículos Relacionados