El entrenamiento de la fuerza está lleno de un sinnúmero de mitos que con el pasar de los años han tomado mucha fuerza en nuestra sociedad. La falta de profesionales en los gimnasios y la fácil adquisición de la información a través del internet, han dado origen a una larga lista de creencias erróneas que terminan confundiendo a cualquiera.

Consciente de ello, en esta oportunidad quiero compartir contigo un importante listado que relaciona 10 falsos mitos sobre los alimentos que engordan y que, obligatoriamente, debes conocer para obtener los resultados deseados en tu vida fitness. Se trata de una recopilación informativa que te aclarará el panorama con respecto a algunas cosas que dice la gente y que muy seguramente han llegado a tus oídos. Los datos nos llegan por cuenta del portal ‘Cuidate Plus’ de España. Te dejo con la lista para que la compartas con tus amigos.

🍞 El Pan

Cada 100 gramos de pan blanco contienen unas 250 kilocalorías. Con frecuencia atribuimos al pan un excesivo aporte calórico que, en realidad, se debe al acompañamiento (salsa, mantequilla, queso, etcétera). La idea de que el pan tostado engorda menos que la miga también es errónea, pues el primero contiene más agua que el segundo.

🍚 El Azúcar

Los mitos del azúcar provienen de su relación con las caries, la obesidad y la diabetes. Sin embargo, es un alimento energético (400 kcal por cada 100 g) que se encuentra en muchos alimentos. En ocasiones se relaciona el azúcar con los pasteles y chocolates, pero en estos alimentos el principal aporte calórico se encuentra en las grasas con que se elaboran y no tanto en el azúcar.

💊 Las Vitaminas

Sus mitos se caen porque no tienen calorías y no pueden engordar. Son nutrientes esenciales para el organismo, pero no aumentan el apetito, capacidad que se les ha atribuido. Tampoco contribuyen a incrementar la memoria o mejorar el rendimiento sexual, como se ha sugerido.

🍟 Las Papas

Una papa contiene entre 75% y 80% de agua. El resto de su composición son hidratos de carbono, principalmente almidón. No es un alimento hipercalórico, pues sólo aporta 85 kcal por cada 100 g. Esto significa que cocidas o hervidas tienen menos calorías que un filete de ternera, un yogur entero o un vaso de leche.

🍶 El Aceite

Aporta las mismas calorías frito que crudo. Da igual tomarse unas verduras rehogadas en aceite que aliñadas en frío con la misma cantidad de esta grasa. Tampoco influye el grado de acidez o la procedencia del aceite en el aporte calórico. El aceite de oliva tiene las mismas calorías que el de maíz, girasol, sésamo o cacahuete.

🍺 La Cerveza

La cerveza «sin alcohol» presenta una cantidad inferior al 1% y muy pocos hidratos de carbono, de 2 a 5 g por cada 100 cc. Esto proporciona por cada cerveza consumida entre 40 y 80 kcal. Se trata de una bebida con alto contenido en fósforo, sodio y potasio, pero que debe tomarse con precaución en los casos de diabetes, hipertensión o insuficiencia renal.

🥛 Los Productos Light

El epígrafe «light» aglutina todo un mundo de alimentos en algunos casos hipocalóricos y en otros sólo ligeramente rebajados. Los más puros son los refrescos que no contienen calorías. En otro tipo de alimentos como la mayonesa, la margarina o el cacao la reducción calórica es menor y se ha conseguido aumentando la proporción de agua o la cantidad de carne magra. Sin embargo, estos productos siguen teniendo calorías.

34Shares

Artículos Relacionados