‘Ver para creer’ es una de las frases más populares en todo el mundo. Si tú eres una de esas personas que necesitan ver ejemplos para creer que es posible lograr lo que se proponen, tienes que conocer la transformación de Adele Laurie Blue Adkins.

La famosa cantante inglesa es tendencia por estos días en las redes sociales. Los seguidores de la también compositora han quedado impactados con sus últimas fotografías. La multinstrumentista británica festejó su cumpleaños número 32 (el pasado martes 5 de mayo) con una imagen que la ha dado la vuelta al mundo.

En todos los rincones del planeta se está hablando de ‘La Nueva Adele’. No es para menos. La nacida en Tottenham, Londres, sorprendió al mundo entero al lucir una silueta mucho más delgada y tonificada. Lo que muchos desconocen es que este es el resultado de varios años de esfuerzo y sacrificio. Laurie cambió sus hábitos y estilo de vida para dar ejemplo a su hijo.

Además de hacer dieta e iniciar un plan de entrenamiento, la cantante tuvo que enfrentarse a una pena amorosa durante este proceso. En el 2011 inició una relación con Simon Konecki, en el 2015 pasaron por el altar y en el 2019 confirmaron su ruptura. Todo esto influyó para que lograra perder un total de 70 kilos.

FOTOS DE ADELE ANTES Y DESPUÉS DE ADELGAZAR

Camila Goodies, una de sus entrenadoras de confianza, ha revelado cómo lo hizo: «Ha estado haciendo un entrenamiento que incluye pilates y ejercicios de fuerza, pero creo que el noventa por ciento se lo debe a la dieta. Además, ha reducido la ingesta de alcohol y también ha dejado de fumar».

La compositora se empezó a dejar ver por los gimnasios con frecuencia y hace cuatro años se comenzó a intuir su adelgazamiento. 70 kilos en cuatro años es una cifra altísima que deja en evidencia el tremendo sacrificio llevado a cabo por Adele, que ha dejado para el final la estilización de su cuerpo.

Detrás de cada bajada de peso hay un plan nutricional detrás. En el caso de la inglesa es uno muy polémico. Ella confió en los nutricionistas Aidan Goggins y Glen Matten, artífices del método alimenticio denominado ‘Sirtfood’. Se trata de una dieta que apuesta por alimentos que aceleren el metabolismo y sirvan de quemagrasa, no superando nunca las 1.000 calorías diarias.

Un límite muy bajo y que ha supuesto que los expertos en alimentación se dividan en detractores y admiradores.

A esta baja ingesta de calorías le sumó entrenamientos regulares de alta intensidad y con muy poco descanso. Basta con entrenar 15-20 minutos al día. Flexiones, sentadillas y todas sus variantes fueron los ejercicios que la ayudaron a dar forma a su cuerpo.

Adele ingresa así en la lista de famosos que han transformado su cuerpo a través del ejercicio y la dieta. Ella no solamente cumplió su objetivo de estar más saludable y ser un ejemplo para su hijo, Angelo, de 7 años, sino que también se convirtió en la inspiración de millones de personas.

Artículos Relacionados