Michael Schumacher es uno de los mejores deportistas de la historia. Ganó 7 campeonatos mundiales de Fórmula 1, acumulando 91 victorias, 68 poles, 77 vueltas rápidas y 155 podios. Además, si tenemos en cuenta el actual sistema de puntos del automovilismo, el alemán contaría con 3.890 puntos, siendo así el segundo piloto con más puntos en la historia de este deporte.

Sin embargo, no todo fue alegría y éxito en la carrera de Schumacher. Las derrotas y las polémicas también estuvieron presentes. Por ejemplo, en el año 2013 sufrió un accidente que le produjo graves lesiones cerebrales y que lo mantuvo varios meses en coma inducido. Desde entonces no ha dejado de luchar por su vida, tal y como lo hizo en cada una de las carreras en las que compitió. Su historia es la de un verdadero campeón.

Michael Schumacher nació el 3 de enero de 1969 en Hermülheim, Alemania Occidental. Es hijo de Elisabeth y Rolf. Tiene un hermano menor, Ralf, y un medio hermano, Sebastian Stahl, quienes también fueron pilotos de automovilismo. Es padre de Mick y tío de David, que actualmente son pilotos de la Fórmula 1 y la Fórmula 3, respectivamente. También tiene una hija, Gina-Maria, y está casado con Corinna, el amor de su vida.

Schumacher se subió por primera vez a un kart cuando tenía 4 años. Su padre, que era mecánico de la pista de karts de Kerpen, le colocó un motor monocilíndrico de un ciclomotor a un kart a pedales. Fue progresando en el karting, especialidad en la que fue subcampeón del mundo júnior con 16 años, y posteriormente campeón alemán y europeo con 18 años.

Inicios de Michael Schumacher

En 1987, Michael se pasó a las fórmulas de promoción, donde fue campeón de la Fórmula König y sexto en la Fórmula Ford Alemana. También participó en la Fórmula 3 alemana donde obtuvo 2 victorias y 7 podios. En 1990 se coronó campeón de la Fórmula 3 alemana, y triunfó en el Gran Premio de Macao de Fórmula 3.

Schumi disputó el Campeonato Mundial de Resistencia en 1991 con Sauber Mercedes, acompañado por el piloto austriaco Karl Wendlinger. Consiguió una victoria en Autopolis, un segundo puesto en Silverstone y un quinto lugar en las 24 Horas de Le Mans, por lo cual alcanzó la novena posición. También corrió dos fechas del Deutsche Tourenwagen Masters y logró el segundo puesto en la fecha de Sugo de la Fórmula 3000 japonesa.

El asombroso rendimiento que tuvo durante sus inicios lo llevaron rápidamente al profesionalismo. Michael Schumacher debutó en la Fórmula 1 con la escudería Jordan. El entonces novato se estrenó en el Gran Premio de Bélgica y mostró un buen rendimiento. Obtuvo el séptimo puesto en la clasificación, aunque tuvo que retirarse por una falla mecánica.

El resultado en Bélgica hizo que Flavio Briatore le llamase para ocupar ya en la siguiente carrera un asiento en Benetton-Ford. Cambió de escuadra y en 1992 obtuvo su primera victoria en el Gran Premio de Bélgica, en el circuito de Spa-Francorchamps. Luego, en 1993, se alzó con la victoria en el Gran Premio de Portugal.

En el GP de San Marino de 1994, en Imola, Michael tuvo que contemplar un fin de semana completamente negro: el jueves se incendió un camión de la escudería Pacific Racing, matando a 2 empleados; el viernes, Rubens Barrichello, piloto de Jordan Grand Prix, sufrió un terrible accidente en «Variante Bassa»; el sábado, Roland Ratzenberger, piloto de Simtek, murió en la curva Villeneuve tras perder el control a más de 300 km/h; y, finalmente, el domingo, en la curva de Tamburello, en un accidente sufrido en extrañas circunstancias, también falleció Ayrton Senna, piloto de Williams-Renault y triple campeón del Mundo.

Primer título en la Fórmula 1

Pese a todas estas tragedias en aquel año, Schumacher ganó su primer y más importante Campeonato Mundial de Pilotos de Fórmula 1 por un solo punto de ventaja sobre el británico Damon Hill. En 1995, revalidó el título mundial, por última vez al volante de un Benetton-Renault, ya que el año siguiente fue contratado por el equipo Ferrari.

Los primeros años con la escudería italiana no fueron nada buenos para Mike. En 1996 no ganó nada y en 1997 vivió uno de los momentos más polémicos de su carrera. Esa temporada disputó un duelo muy emocionante con el canadiense Joseph Villeneuve, con el que llegó al último Gran Premio, el de Europa, en Jerez de la Frontera (España), con un solo punto de ventaja. En una polémica maniobra, Schumacher chocó intencionalmente a Villeneuve, como consecuencia debió abandonar la carrera. No solamente perdió el campeonato, sino que la FIA apreció intencionalidad y le quitó todos los puntos.

Esa dinámica negativa se extendió un par de temporadas más, pues los campeonatos de 1998 y 1999 fueron dominados por McLaren y ganados por el finlandés Mika Häkkinen. Como si fuera poco, en el Gran Premio de Gran Bretaña, Schumacher sufrió un accidente que le causó la fractura de una pierna y la imposibilidad de disputar las siguientes seis carreras del Campeonato.







Top 10 Moments of Schumacher Brilliance


Sin embargo, la mala suerte del piloto alemán terminó en el año 2000. Después de una dura lucha con Mika Häkkinen, Michael Schumacher venció en el Gran Premio de Japón y se coronó campeón manejando el Ferrari F1-2000 (siendo así el primer piloto de la historia que ganó con neumáticos slicks y con dibujo).

El reinado de Michael Schumacher con Ferrari

Esa victoria supuso el fin de un período infausto para Ferrari de 21 años en los que la escudería había sido incapaz de lograr el título mundial de pilotos.

Tras ese título la historia de Schumacher con Ferrari cambió por completo. Las cosas le empezaron a salir bien y del 2000 al 2004 ganó de manera consecutiva 5 Campeonatos en la Fórmula 1. Durante ese periodo de tiempo la superioridad del equipo italiano sobre los demás fue abismal. Los principales rivales de Michael en estos años de dominio fueron los pilotos del equipo McLaren, Mika Häkkinen, David Coulthard y Kimi Räikkönen; y los del equipo Williams, Juan Pablo Montoya y su propio hermano Ralf Schumacher.

Pero la hegemonía del llamado Káiser de la Fórmula 1 acabó en el 2005, donde tomarían protagonismo los integrantes de una nueva generación de pilotos, Fernando Alonso y Kimi Räikkönen, en los equipos Renault F1 y McLaren, respectivamente. Schumacher fue superado por ambos rivales durante ese año por problemas del monoplaza, carente de competitividad en 2005. Él mismo reconoció que aquella fue su peor temporada con el equipo italiano.

Pese a esa mala campaña en el 2006 volvió a brillar y a lograr un par de récords. Por ejemplo, en el Autódromo Enzo y Dino Ferrari, correspondiente al Gran Premio de San Marino de 2006, ganó su pole position número 66 y superó el récord histórico de Ayrton Senna, quien conquistó 65. Además, en ese mismo circuito consiguió la 85.ª victoria de su carrera deportiva.

Un par de semanas después, en el circuito de Nürburgring, ganó el Gran Premio de Europa, la victoria número 86 para el alemán. Y el 10 de septiembre de 2006, tras ganar el Gran Premio de Italia, su triunfo número 90, anunció su retiro de la competición al final de esa temporada.

Retiro de la Fórmula 1

Terminó 4º en la que fue su última carrera como piloto de esta categoría, no pudiendo arrebatarle el campeonato a Fernando Alonso, pero protagonizó una actuación memorable, con un ritmo infernal y realizando varios adelantamientos.

Michael Schumacher logró con la Scuderia Ferrari ganar cinco veces consecutivas el Campeonato Mundial de Pilotos de Fórmula 1, un récord que aún no ha sido igualado por ningún otro deportista. Con 37 años (más de 25 dedicados a la competición) y 16 temporadas en la Fórmula 1, se retiró de las pistas.

En diciembre de ese mismo año fue nombrado asesor de los pilotos de Ferrari, en el 2008 cumplió con funciones de piloto de pruebas del equipo italiano y en el 2009 estuvo muy cerca de volver a manejar. El 25 de julio, Felipe Massa sufrió un grave accidente en las sesiones de clasificación del GP de Hungría, por lo que Schumacher fue escogido para sustituirle. Sin embargo, tras unos días entrenando con karts y con el Ferrari F2007, Mike anunció que no volvería a pilotar por unos dolores en el cuello.

Durante ese tiempo se rumoreó muchas veces con su regreso a la Fórmula 1, pero no fue hasta el 22 de diciembre de 2009 que se hizo oficial. El Káiser volvió para correr en la temporada 2010, fichando por la escudería Mercedes inicialmente por 3 años, y con un sueldo de 7 millones de euros.

Pero, en su primer año acabó con un balance final de tan solo 72 puntos, habiendo conseguido su compañero Nico Rosberg 142, prácticamente el doble. En 2011, mejoró su rendimiento, aunque quedó 13 puntos por debajo de su compañero de escuadra.

Un regreso inesperado

La mala suerte de Schumacher terminó en el 2012, más precisamente en el Gran Premio de Europa celebrado en Valencia, donde obtuvo su primer podio desde que volviera a la Fórmula 1 y habiendo pasado 6 años desde la última vez que se subió al cajón.

En palabras del ingeniero John Barnard en el libro ‘The Perfect Car’, la bajada en el rendimiento de Schumacher tras su primera retirada estuvo muy influenciada por su estilo de conducción. El equipo Mercedes dio preferencia a su piloto de futuro Nico Rosberg, diseñando los coches adaptados a un estilo de conducción subvirador, mientras que Michael prefería vehículos con mayor tendencia al sobreviraje. Willi Weber también declaró que avisó a Schumacher de que su retorno a la Fórmula 1 sería infructuoso.

El anuncio de la contratación de Lewis Hamilton por parte de Mercedes-Benz para 2013 dejó a Michael Schumacher sin volante. Pocos días después, el germano confirmó su retiro definitivo del automovilismo. Finalmente dejó el volante, no sin antes lograr una infinidad de récords.

Récords de Michael Schumacher

– Más podios en una temporada: 17 (en 17 carreras en 2002).
– Más podios seguidos: 19 (entre 2001 y 2002).
– Más carreras ganadas en una temporada: 13 (de 17 carreras en 2004). Récord que comparte con Sebastian Vettel.
– Más títulos mundiales: 7. Récord que comparte con Lewis Hamilton.
– Más títulos mundiales consecutivos: 5.
– Más vueltas rápidas en una temporada: 10 (en 18 carreras en 2004).
– Más puntos conseguidos en una temporada: 148 (de un máximo de 180 puntos) en 2004.
– Más carreras acabadas consecutivamente sin retirarse: 24.
– Más carreras ganadas con un mismo equipo: 72 (con Ferrari).
– Más segundos puestos: 43.
– Más carreras ganadas desde la pole position: 40.
– Más «hat-trick» (pole position, carrera ganada, vuelta rápida): 22.
– Más puntos totales conseguidos: 1369.
– Más tiempo entre la primera y última victoria: 14 años, 1 mes y 1 día.
– Mayor margen de puntos con el segundo clasificado del campeonato (67 en 2002).
– Primer y único piloto que ha subido al podio en todas las carreras de la temporada (en 2002).
– Único piloto en la historia en ganar 5 veces una carrera en el Indianapolis Motor Speedway.
– Único piloto en la historia en ganar 8 veces un mismo Gran Premio: el Circuito de Nevers Magny-Cours (Francia).
– Segundo piloto que más grandes premios ha ganado en toda la historia de la Fórmula 1: 91.

Retiro definitivo del automovilismo

El día que Schumi anunció su partida de las pistas, ofreció una rueda de prensa en la que conmovió al mundo con lo que dijo:

«Las palabras no bastan y diga lo que diga ahora nunca podré expresar lo mucho que amo este mundo fascinante de los deportes de motor y todo lo que me ha dado. Desde el karting a la Fórmula Uno he vivido momentos que jamás olvidaré. Estoy profundamente agradecido por todo lo que he tenido. Quiero dar las gracias a todos los que me han acompañado, apoyado e inspirado desde mi infancia. Sobre todo, quiero dar las gracias especialmente a Corinna y a mis dos hijos, que me han dado la fuerza para hacer lo que he hecho».







Schumacher (EN ESPAÑOL) | Tráiler oficial | Netflix


Tras su adiós definitivo, Schumacher se apasionó por otros deportes. Es más, llegó a probar suerte en el fútbol profesional. Jugó un partido con el Echinches de Suiza y estuvo cerca de firmar contrato con el Murata de San Marino. Además, disputó varios encuentros amistosos y benéficos, en los que tuvo la posibilidad de compartir cancha con grandes leyendas del balompié como Ronaldo Nazario, Zinedine Zidane, Luis Figo, Andriy Shevchenko y Michael Ballack, entre otras.

Por otra parte, también se dedicó a pasar tiempo con su familia y a viajar por el mundo. Él quería seguir sintiendo adrenalina y por eso comenzó a realizar con frecuencia actividades como lanzarse en paracaídas y esquiar en la nieve. Precisamente, en una de esas aventuras extremas su vida y la de toda su familia dio un revés inesperado.

El accidente de Michael Schumacher

El 29 de diciembre de 2013, Michael Schumacher sufrió un grave accidente al golpearse la cabeza mientras esquiaba junto a su familia en la estación invernal de Méribel, en los Alpes franceses, al esquiar fuera de pista entre las zonas de La Biche y Mauduit. Fue trasladado al Hospital Universitario Grenoble-Alpes y el primer parte médico diagnosticó lesiones cerebrales serias, quedando en estado crítico. Tras sufrir dos operaciones médicas tuvo que ser mantenido en coma inducido durante varios meses.

El 16 de junio de 2014 se publicó que definitivamente había salido de su estado de coma; abandonó el Hospital Universitario de Grenoble y fue enviado a una clínica de rehabilitación. El 10 de septiembre se anunció que sería llevado a su mansión de Gland, en Suiza, donde seguiría recibiendo atención médica. Desde entonces, Sabine Kehm, portavoz de la familia Schumacher, ha pedido en reiteradas ocasiones que se respete la privacidad del heptacampeón.

Sin embargo, el 29 de diciembre de 2015, dos años después del accidente, la prensa deportiva internacional lanzó titulares en los cuales insistían en que sigue sin saberse nada del estado de salud de Schumacher. Razón por la que el 2 de enero de 2019, un día antes del cumpleaños número 50 de Michael, la familia comunicó lo siguiente:

«Pueden estar seguros de que sigue en las mejores manos y que hacemos todo lo posible para ayudarle. Entiendan, por favor, que sigamos los deseos de Michael y que mantengamos una cuestión tan delicada como su salud, como siempre, en privado». Cuatro días antes de este anuncio se habían cumplido cinco años del grave accidente.

A mediados de 2019, Schumacher había experimentado una notable mejoría, estaba avanzando en su recuperación y ya podía ver las carreras de Fórmula 1.

Actual estado de salud

Pero en el 2021 volvieron a aparecer rumores sobre una supuesta recaída en su salud. Es más, algunos medios aseguraron que había muerto.

Estas especulaciones fueron desmentidas por su amigo Piero Ferrari, quien recientemente habló sobre el verdadero estado médico del piloto germano. «No me gusta que se hable de Schumacher hoy como si nos hubiera dejado. No está muerto, pero no puede comunicarse», aseguró el vicepresidente de Ferrari.

En esa misma línea, Corinna Betsch, la mujer que estuvo a su lado en las buenas y que sigue junto a él ahora en las malas, también reveló detalles del actual y verdadero estado de salud de Mike.

«Michael está aquí, diferente, pero aquí. Todavía muestra lo fuerte que es todos los días. Nunca culpé a Dios por lo que sucedió. El accidente fue realmente mala suerte, toda la mala suerte que cualquier podría tener en su vida. Siempre habíamos superado sus carreras de forma segura, nunca se me ocurrió que algo podría sucederle», dijo su esposa en un documental de Netflix que se estrenó este año.







Quienes despiertan de coma largo como Schumacher enfrentan lenta recuperación


Así termina la historia de Michael Schumacher, el piloto que dividió en dos la historia de la Formula 1. Un hombre que fue nombrado embajador honorífico de la Unesco, y que donó decenas de millones de dólares a proyectos de beneficencia. Un competidor incansable que nunca se rindió y que luchó por sus sueños hasta hacerlos realidad. Un verdadero campeón de la vida que sigue luchando día tras día.

Artículos Relacionados