Las flexiones de brazos se han destacado como uno de los ejercicios más completos. Estamos hablando de un movimiento que no necesita presentación y que debería estar incluido en la rutina de todas las personas que sueñan con tener un cuerpo marcado.

Además de fortalecer los brazos, el pecho y los hombros, las lagartijas también trabajan el core y mejoran la postura. Puedes tirarte al piso y hacer un par de repeticiones en cualquier momento y en cualquier lugar. Razón por las que son ideales para entrenar en casa durante la cuarentena.

Otra de las virtudes que tiene este ejercicio es su versatilidad. Existen varias formas de hacer flexiones de brazos para obtener sus beneficios. Dependiendo de la posición de las manos o los puntos de apoyo puedes trabajar diferentes grupos musculares del tren superior. Para evitar lesiones, ten en cuenta su correcta ejecución técnica:

– Las palmas de la mano deben estar justo debajo de los hombros.

– Mantén el cuerpo en línea recta desde talones hasta la cabeza y sin doblar la cintura.

– Conserva la espalda recta.

– Cuando sean lagartijas con palmada, el impulso debe ser explosivo. De lo contrario, tómate tu tiempo para subir y bajar. A menos que estés tratando de romper el récord.

– Debes contraer el core para que todo el cuerpo se mueva como una sola pieza.

– Evita flexionar el codo o girar el antebrazo hacia afuera.

Si quieres aprovechar el tiempo que aún queda de confinamiento para ponerte en forma las lagartijas son ideales. No necesitas ninguna carga extra, las puedes hacer en cualquier momento del día e incluso te puede servir como un reto físico para compartir en familia. Pero si quieres ir un nivel más allá, realiza el siguiente circuito:

CIRCUITO DE FLEXIONES DE BRAZOS

Este entrenamiento de lagartijas fue creado por el norteamericano Andy Speer, fundador del entrenamiento ‘Anarchy Arms’ de la revista Men’s Health. La siguiente es solo una serie, realiza entre 5 y 10 para sentir cómo trabajas el pecho, bíceps y tríceps. Trata de realizar cada serie sin descanso.

1. Lagartijas sobre mancuernas verticales

Apoya las manos en dos mancuernas, colocadas verticalmente y haz 10 repeticiones.

2. Lagartija y remo con mancuerna

Coloca dos mancuernas en el piso y apóyate de ambos extremos. Cuando subas haz el movimiento de remo alternando cada brazo. Haz 10 repeticiones.

3. Lagartijas con mancuernas

Coloca dos mancuernas en el piso y apóyate de los agarres, cuando subas, haz una flexión de martillo con cada brazo. Haz 10 repeticiones.

Realiza entre dos y tres veces por semana este circuito para que veas los resultados. Si solo haces cinco series la primera vez, trata de mantener siempre ese número de rondas y eventualmente podrás ir aumentándolas. No pierdas más tiempo y comienza hoy mismo con tu entrenamiento en casa.

Artículos Relacionados