Los paradigmas son un sinónimo de ‘ejemplo’. También se puede decir que hacen referencia en caso de algo que se toma como ‘modelo’. A partir de la década de 1960, los paradigmas comenzaron a ser un término común en el vocabulario científico y en expresiones etimológicas.

Los principales paradigmas educativos son tres: asociacionista, humanista y constructivista. Todos tienen algunas cosas en común, pero también muchas en las que no se parecen. Conscientes de ello, a continuación te enseñamos cuáles son las principales diferencias entre ellos.

PARADIGMA ASOCIACIONISTA

Concepción de la Enseñanza:

– Centrada en el desarrollo de comportamientos.
– Basada en la parcelación de contenidos.
– Organiza los contenidos en series de progresiones.
– Crea ambientes relativamente monótonos.
– Es necesario un clima coercitivo y ordenado.

Concepción del Aprendizaje:

– Es la modificación permanente de comportamientos, basada en la respuesta a un estímulo adecuado.
– Se produce por imitación.
– Se intenta evitar el error.
– El progreso en el aprendizaje se hace por aproximaciones sucesivas: asociación de estímulos nuevos a los anteriores.

Concepción de la Persona Alumna:

– Es reactiva.
– Tiene una motivación controlable por refuerzos externos.

PARADIGMA HUMANISTA

Concepción de la Enseñanza:

– Centrada en el crecimiento personal.
– Basada en las necesidades de la persona alumna.
– Organiza los contenidos en forma de tareas completas y significativas.
– Crea ambientes ricos y variados.
– Es imprescindible un clima de libertad.

Concepción del Aprendizaje:

– Es la mejora de la adaptabilidad a situaciones nuevas, basada en el descubrimiento personal o en grupo.
– Se produce por exploración.
– El error es fuente de aprendizaje.
– Se aprende a partir de un contenido global.

Concepción de la Persona Alumna:

– Es activa: elige actividades.
– Tiene una motivación intrínseca surgida de sus necesidades de crecimiento personal.

PARADIGMAS CONSTRUCTIVISTA

Concepción de la Enseñanza:

– Centrada en el desarrollo de estrategias cognitivas y metacognitivas.
– Basada en los conocimientos anteriores de la persona alumna.
– Organiza los contenidos en forma de tareas completas, complejas y significativas.
– Crea ambientes organizados.
– Es inevitable un cierto clima coercitivo.

Concepción del Aprendizaje:

– Es la reorganización constante de los esquemas de conocimiento, basada en el tratamiento de informaciones significativas.
– Se produce por la relación entre las informaciones nuevas y los conocimientos anteriores.
– El error y el conflicto son fuentes de aprendizaje.
– Se progresa por construcción gradual, no organizada, de los conocimientos.

Concepción de la Persona Alumna:

– Es activa: construye sus conocimientos.
– Su motivación está determinada por su percepción del valor significativo de la tarea.

Artículos Relacionados