Cuando hablamos de pedagogía hacemos referencia a las teorías educativas. Éstas están presentes en todas las etapas de la vida, no solo en la infancia. Sin embargo, es con los niños que mejor aplicación debemos tener de esta ciencia para lograr un adecuado proceso de enseñanza y aprendizaje.

La pedagogía se nutre de conocimientos provenientes de la Sociología, Historia, Antropología, Filosofía, Psicología y Política. A raíz de ello es que existen diferentes tipos. En el caso de la Educación Física son dos los más importantes. A continuación, te revelamos las características de cada uno de ellos.

PEDAGOGÍA DEL MODELO

– Concepto de Movimiento: Para las personas que siguen este sistema, el movimiento es un medio para dominar el exterior (la naturaleza, un aparato u otra persona), y se manifiesta a través de los ejercicios físicos.

– Concepto de Enseñanza del Movimiento: Es la tarea de instruir a la persona en las soluciones o técnicas más eficientes para mejorar su rendimiento, expresado en forma de objetivos. El proceso puede ser penoso o aburrido para el alumno, por lo que es necesario utilizar motivaciones extrínsecas.

– Concepto de Aprendizaje Motor: Aprender es realizar un ejercicio lo más parecido posible a un modelo considerado el más eficiente, que se toma como referencia; se produce aprendizaje porque existen elementos idénticos o principios generales semejantes entre el ejercicio y el modelo.

– Concepto de la Tarea Motriz: Una tarea motriz es un ejercicio que tiene una técnica concreta; la finalidad de las tareas motrices es lograr una correcta ejecución del movimiento.

– Proceso de Enseñanza/Aprendizaje: En la pedagogía del modelo, el profesor decide todo lo que hay que hacer y el modo; y el alumno tiene que ejecutar lo que proponga el profesor.

Se hacen progresiones de ejercicios, que se repiten sistemáticamente hasta mecanizar la ejecución; es un proceso individual, en el que es necesaria una evaluación detallada, para saber si se han alcanzado los objetivos.

DE LA SITUACIÓN O DE LOS AMBIENTES

– Concepto de Movimiento: Para la pedagogía de la situación, el movimiento es un medio que tiene la persona para conocer, aprender y relacionarse consigo misma o con el exterior, y se manifiesta a través de conductas motrices.

– Concepto de Enseñanza del Movimiento: Es la tarea de ayudar al alumno a tener experiencias motrices necesarias y significativas para su desarrollo, con la finalidad de mejorar su autonomía, inteligencia y seguridad en sí misma. Es un proceso que resulta atractivo para el alumno, por lo que tiene para él una motivación intrínseca.

– Concepto de Aprendizaje Motor: Aprender es reorganizar la conducta motriz eficientemente ante situaciones nuevas; se produce aprendizaje porque el alumno aplica a nuevas situaciones los principios generales que ha descubierto en las situaciones de enseñanza. Para aprender es necesario tener experiencias que sean interesantes.

– Concepto de Tarea Motriz: Una tarea motriz se concibe como la conducta que activa ante una situación, y su finalidad básica es el desarrollo de las capacidades perceptivas y de decisión ante situaciones motrices nuevas.

– Proceso de Enseñanza/Aprendizaje: En una pedagogía de la situación, el profesor decide una parte y los alumnos otra parte, tanto de lo que hay que hacer como del modo; éstas pueden explorar, buscar soluciones y colaborar en el seno del grupo.

Se proponen situaciones motrices cada vez más complejas, cuya experimentación y resolución ejercita la inteligencia; no es necesaria una evaluación detallada de cada aprendizaje, pues lo que importa es el proceso global.

Artículos Relacionados