Poco a poco la vida ha ido regresando a la ‘normalidad’. Los gobernantes han cedido en las medidas de alistamiento y han permitido la reapertura de algunos lugares como los gimnasios. Sin embargo, muchas personas aún tienen miedo y prefieren seguir haciendo ejercicio en casa.

Pese a que la mayoría de los amantes del Fitness nos morimos de ganas por volver al gym, muchos prefieren esperar a que el COVID-19 desaparezca por completo. La vacuna contra el coronavirus parece estar cerca, pero las autoridades han advertido que seguiremos así un par de meses más.

Esto quiere decir que aún falta un buen tiempo para que podamos continuar con la vida que llevábamos antes de la cuarentena. Si tú eres uno de los que ha decidido seguir entrenando en la comodidad del hogar, ten en cuenta las siguientes recomendaciones para que veas mayores resultados. Son cinco consejos que te llevarán a tus objetivos.

– DALE VARIEDAD AL EJERCICIO EN CASA

Si caíste en la monotonía de sentadillas y saltar la cuerda, debes tener un mejor balance de tus movimientos. Agrega variedad a los ejercicios para hacer en casa. Por ejemplo: haz media hora de alta intensidad y luego baja el ritmo con estiramientos. Esos entrenamientos con intervalos no pueden faltar en tu rutina.

– HAZ CALENTAMIENTO Y ENFRIAMIENTO

No te saltes ninguno de los dos dentro de tus rutinas de ejercicio. El calentamiento prepara tus músculos y articulaciones para tener un mejor rendimiento; mientras que enfriar previene situaciones de mareo o náuseas al dejar de hacer de manera repentina ejercicio, pues esos movimientos ayudarán a regresar a tu sistema cardiovascular a la normalidad.

– MANTENTE BIEN HIDRATADO

La deshidratación puede perjudicar tu desempeño y hacerte sentir cansado antes de tiempo. No, no necesitas hacer una rutina HIIT en casa para sudar y sentir que necesitas tomar líquidos. Incluso si te encuentras haciendo yoga en casa debes hidratarte.

Si eres de los que relacionan el tema de la hidratación con hacer fuertes rutinas de ejercicio, es importante que sepas que en tus actividades cotidianas también transpiras.

Hidrátate con la cantidad adecuada para ti con pequeñas porciones de agua a lo largo del día, pero también con bebidas que recuperen los minerales del cuerpo (llamados electrolitos) que pierdes, incluso, al caminar.

– NO TE OLVIDES DE LA RESPIRACIÓN

Cuando haces ejercicio uno de los errores frecuentes es no saber respirar bien. En cada movimiento que hagas intenta respirar correctamente, inhala por la nariz y exhala por la boca. De esa forma evitas la sensación de fatiga.

– TÓMATE UNO O DOS DÍAS DE DESCANSO

El hecho de que entrenes en tu casa no significa que no requieres un descanso. Todo tiene un efecto en el cuerpo y puedes llegar a sentirte tenso. Toma un día para enfocarte en tu salud mental, por ejemplo intenta hacer yoga en casa o meditación en casa. Una vez que lo tengas como hábito, notarás que vale la pena enfocarte en algo distinto.

Ten en cuenta estas recomendaciones para hacer ejercicio en casa y verás los resultados. Cuando decidas volver al gimnasio estarás más fuerte y más que listo para aumentar otra vez el nivel de tu entrenamiento.

Artículos Relacionados