El fútbol es deporte mas popular del mundo. Es el que más pasiones despierta y uno de los que más dinero mueven. Para poder brindar un espectáculo digno de su estatus los futbolistas deben tener una destacada condición física. Es entonces cuando estos tests cobran su verdadera importancia.

En el primero de ellos, se requiere marcar un área cuadrada de 15 por 15 metros, preparando dos de los lados paralelos para realizar carrera plana, en un tercero colocar 4 jabalinas para la carrera en zigzag y en el ultimo colocar 2 vallas para ser saltadas. Las jabalinas se sitúan a 3 metros entre sí y las vallas a 5.

El test consiste en recorrer 5 veces dicha área cuadrada comenzando por uno de los lados planos, continuar por el de las jabalinas, seguir por el tercer lado plano y finalizar por el de las dos vallas. Se registra el tiempo de cada recorrido y se da una pausa de descanso de 15 segundos entre los mismos.

Al finalizar el quinto recorrido se registra también el pulso por intervalos de 10 segundos en cada minuto hasta encontrar 20 pulsaciones (120 por minuto). Mientras menor es la suma de tiempo de los 5 recorridos y más rápida es la recuperación del pulso mejor es la capacidad de trabajo especial del futbolista.

Test por intervalos progresivos

En el segundo test de fútbol, se realiza el calentamiento inicial de 15 minutos y se pide al jugador realizar un recorrido guiándose por las señales sonoras emitidas por una cinta grabada.

Una vuelta completa al terreno indicado abarca 14 puntos separadas entre sí 10 metros, lo que equivale al recorrido de 140 metros. Cada carga son 2 vueltas completas o 280 metros. Se dan 30 segundos de pausa de descanso. Como en el test de Conconi, el examinado porta un equipo que le va indicando el ritmo de desplazamiento entre puntos por medio de un «bip», el cual registra también la frecuencia cardíaca.

Se establece determinar la velocidad de deflexión (Vd) que provoca la pérdida de linealidad en la relación velocidad-frecuencia cardíaca como el indicador del umbral anaerobio.

Se recomienda como pautas de entrenamiento para desarrollar la potencia aerobia el ejercicio continuo de 20 a 30 minutos con velocidades entre 90 y 97% de la Vd. Para desarrollar la resistencia aerobia se recomienda el trabajo continuo entre 30 y 40 minutos con velocidades entre 85 y 90% de la Vd.

24Shares

Artículos Relacionados