«Ver para creer» es una de las frases más comunes en todo el mundo. Pasan los años y cada es más común escucharla entre las personas, incluso en aquellas que van al gimnasio en busca de tener el cuerpo soñado.

Si tú eres una de esas personas que necesitan ver ejemplos para creer que es posible lograr lo que se proponen, el día de hoy te quiero presentar a Shawn Rhoden, un hombre de 43 años que decidió transformar su cuerpo y su vida a través del ejercicio.

Este jamaicano emigró a Estados Unidos en la década de los 90 para perseguir su sueño: ganar el Mister Olympia. Ha sido un largo camino para este americano que en las últimas 5 ediciones no había bajado del top 5, llegando a quedar segundo en la de 2016. Así pues, la de Shawn Rhodes es una historia de perseverancia que ha logrado culminar con la primera plaza en el certamen de 2018.

‘Flexatron’, como se le conoce vulgarmente, evitó el octavo triunfo del legendario Phil ‘The Gift’ Heath, que no pudo igualar los ocho triunfos de Ronnie Coleman y Lee Haney. En sus redes sociales Shawn Rhoden muestra la increíble transformación física que ha protagonizado en la última década.

«Nunca dejes de creer en ti mismo. ¿Cómo vences a un hombre que no tiene nada que perder? Nunca te rindas. Nunca dejes de pelear. Lucha hasta que no haya nada más por lo que pelear», aconseja el nuevo Mister Olympia a sus millones de seguidores.

Y no es para menos ya que ha sido un largo proceso de duros entrenamientos para llegar a lo más alto. No sabemos qué le deparará el futuro pero, por el momento, Shawn Rhoden puede disfrutar de un presente glorioso puesto que ya forma parte de la historia del bodybuilding.

Video Thumbnail
29Shares

Artículos Relacionados