El ejercicio y la alimentación son dos factores fundamentales para no engordar en cuarentena. Llevamos varios meses confinados por la pandemia del coronavirus, por lo que problemas como el sedentarismo y la obesidad pueden comenzar a aparecer en nuestros hogares.

Pese a que los gobiernos nacionales han ido cediendo en las medidas de aislamiento, aún no sabemos cuándo volveremos a la ‘normalidad’. La vacuna contra el COVID-19 parece estar cerca, pero las autoridades han advertido que seguiremos así un par de meses más. O sea que aún estamos a tiempo de aprovechar la estancia en casa para cambiar nuestros hábitos.

Dos cambios significativos que puedes hacer para beneficio de tu salud son: realizar actividad física y comer sano. Sobre los ejercicios que puedes realizar en casa ya hemos hablado bastante, por eso nos centraremos en el tema de la nutrición. Para ello ten en cuenta los siguientes tips de alimentación:

1. Planifica tus menús y compra sólo lo necesario para evitar el desperdicio.

2. Realiza un correcto lavado de manos, de alimentos de origen vegetal y de enlatados.

3. Establece horarios de comida con el fin de no confundir hambre con ansiedad.

4. Elige cereales integrales o granos enteros (avena, maíz, amaranto, arroz, trigo) y leguminosas (frijoles, lentejas, garbanzos, habas, chícharos).

5. Consume por lo menos cinco raciones de frutas y verduras diariamente.

6. Elige alimentos de origen animal bajos en grasa como pavo, pollo o pescado.

7. Disminuye el consumo de alimentos procesados con poco valor nutricional.

8. Mantén una hidratación adecuada con al menos ocho vasos de agua simple al día.

9. Cuando cocines, opta por asar, hornear, hervir o coser al vapor en vez de freír, y evita grasa sólida (manteca, mantequilla).

10. Mantén actividad física, al menos una hora, para activar el sistema inmunológico.

ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR UNA MALA ALIMENTACIÓN

Cuidar lo que comes no solamente evitará que engordes en cuarentena, sino que también te hará menos propenso a sufrir complicaciones fuertes en caso de contagiarte de coronavirus. Los expertos de la Organización Mundial de la Salud han advertido que las personas con enfermedades crónicas tienen más probabilidades de morir por culpa del COVID-19.

Personas que sufren de sobrepeso, diabetes, obesidad e hipertensión conforman el grupo de alto riesgo. La ‘buena noticia’ es que todas estas complicaciones de salud se pueden controlar a través de la alimentación. Así que si quieres verte bien por fuera y estarlo por dentro, ten en cuenta todos los consejos nutricionales previamente mencionados.

Artículos Relacionados