Una de las grandes obsesiones de los hombres es tener unos bíceps enormes. Además de lucir un pecho alto y un abdomen marcado, la mayoría de los machos queremos que las mangas de la camiseta nos queden ajustadas.

Hay otra razón por la que los entrenamientos de brazo son muy populares: son divertidos, muestran resultados rápidos y, a menudo, no requieren tanto enfoque mental como los entrenamientos para el tren inferior.

No hay nada de malo en disfrutar de una agradable sesión de brazos de vez en cuando, y el editor de la revista Men’s Health, Alex Villatoro, tiene una rutina que deberías incluir en tu entrenamiento la próxima vez que te toque trabajar el tren superior. Son cinco ejercicios para darle más poder a la rutina de bíceps.

Flexión de Martillo en Posición de Lagartija

Toma un par de mancuernas ligeras y colócate en posición de lagartija. Sin mover la parte superior de tu brazo haz una flexión con la pesa de tu mano derecha hacia el hombro del mismo lado. Bájala y repite el movimiento con la izquierda.

Continúa alternando flexiones con ambas manos por lapsos de 30 a 60 segundos. Realiza tres series de este ejercicio.

Flexión a un solo Brazo

Escoge una mancuerna que no puedas flexionar más de cinco veces. Pega el codo contra las costillas, flexiona con la pesa, girando la palma para que mire hacia tu hombro en la parte alta del movimiento.

Haz tres repeticiones por lado tantas veces como te sea posible en cinco minutos. Cuando lo puedas hacer 10 veces aumenta el peso.

Flexión con Salto de Tijera

Sostén dos mancuernas a los lados con las palmas hacia adentro, salta y cae con la pierna izquierda hacia adelante, mientras flexionas las mancuernas hacia tus hombros. Regresa a la posición de salida y repite aterrizando con la derecha.

Hazlo por 20 segundos o 10 repeticiones. Para un entrenamiento de cardio de cuatro minutos descansa 10 segundos después de cada serie y realiza ocho de ellas.

Curl de Bíceps con Ligas

Párate en el centro de una banda elástica de resistencia. Sostén la parte alta de ésta con las palmas enfrentadas. Haz una flexión hacia tus hombros y salta abriendo los pies. Haz el movimiento en reversa para regresar a la posición de salida.

Completa 10 repeticiones o 20 segundos. Haz ocho series descansando 10 segundos entre cada una. Puedes mezclarlas con series de flexiones tradicionales.

Flexión con Sentadilla

Sostén un par de mancuernas ligeras y párate con los pies separados al mismo ancho de los hombros y las puntas hacia afuera. Empuja las caderas hacia atrás y haz una sentadilla hasta que tus muslos queden paralelos al piso.

Apoya los codos en los muslos, haz la flexión y baja las pesas por 30 o 60 segundos. Hazlo con un brazo a la vez para agregarle un elemento extra de inestabilidad.

33Shares

Artículos Relacionados