Al igual que como en cualquier espacio público, los gimnasios están regidos por ciertas reglas de comportamiento que se encargan de establecer los respectivos dueños y que buscan mantener la sana convivencia entre sus clientes. Sin embargo, además de este código que podemos encontrar a través de carteles pegados en las paredes, existe un currículo oculto que obligatoriamente debemos conocer todas las personas que vamos frecuentemente a estos sitios y que nos preocupamos por llevar un estilo de vida de saludable.

Se trata de una lista con siete cosas que resultan indispensables a la hora de tener una experiencia positiva durante el entrenamiento. Aunque va dirigido principalmente para quienes apenas van a ingresar por primera vez, también aplica para aquellos que se creen los dueños del lugar y olvidan comportarse a la altura del Fitness. La idea es que conozcas dicho código interno que se maneja entre las personas que elegimos el gimnasio para tener un estilo de vida saludable y que obviamente los pongas en práctica para que puedas considerarte un buen cliente. Te dejo con las recomendaciones.

👊 Música
Si bien es cierto que numerosos estudios han comprobado que la música electrónica maneja unos niveles de Hertz ideales para la practica deportiva, también se ha demostrado que la mejor motivación para un persona es escuchar lo que más le gusta. En otras palabras, yo te recomiendo llevar tu propia música y entrenar al son que tu prefieras y no al que el gimnasio imponga.

👊 Limpieza
Una de las reglas básicas de convivencia tiene que ver con el aseo personal y colectivo. Además de tener siempre una toalla para secarte el sudor y evitar hacer charcos por todo el piso, no olvides siempre limpiar los bancos y las maquinas una vez hayas terminado el ejercicio, para que la persona que lo vaya a utilizar lo encuentre limpio.

👊 Mujeres
Esta recomendación si va exclusivamente para los hombres. Es importante que tengas en cuenta que estos sitios son para entrenar y no para conseguir pareja. No pierdas el tiempo coqueteando o tratando de impresionar a alguna chica porque ellas están más preocupadas por verse bien que por verte a ti. Así que si te inscribiste pensando en encontrar el amor de tu vida, esa platica se perdió.

👊 Espejos
Los gimnasios están llenos de espejos que son más mentirosos que cualquier cosa, así que no te confíes de ellos. Estos espejos están puestos de manera estratégica y con efectos que le permiten a las personas motivarse cada vez que se miren. La única verdad sobre cómo estás siempre la encontrarás en tu ropa, ponte la misma prenda cada vez que quieras ver tus resultados y compara.

👊 Celular
La tecnología no es tan mala como muchos piensan, los malos son quienes no saben sacarle provecho y en el gimnasio si que se ven personas de este tipo. Los celulares pueden ser una herramienta vital para el entrenamiento, como también puede ser un gran distractor. Lo ideal sería utilizarlo para llevar los tiempos de descanso, la cantidad de series o la rutina, más no para estar chateando o enviando mensajes durante tu rutina.

👊 Fotos
Otra de las formas en la que la tecnología ha invadido el gimnasio tiene que ver con las fotos que frecuentemente se toman las personas. Y tomarse fotos para comparar resultados no tiene nada de malo. El problema viene con esa gente que todos los días se toma una foto o graba un vídeo para compartirlo en sus redes sociales. Si no quieres quedar como el «farándula» evita tomarte fotos tan seguido.

👊 Gritos
Terminamos con este aspecto no menos importante y que también es usual ver en quienes se preocupan más por aparentar ser fuertes, que por serlo. Evita estar gritando, inhalando o exhalando fuerte para que todos te escuchen y veas que estás levanto mucho peso. Es mejor tratar de pasar desapercibido y que al final sean los demás quienes se asombren al ver como sin hacer mucha bulla levantas tanto peso.

42Shares

Artículos Relacionados