Michael Phelps es una de las leyendas del deporte más grandes de todos los tiempos. Es el mejor nadador que se haya visto y el deportista que más medallas ha ganado en toda la historia de los Juegos Olímpicos (28). Además, posee los récords de más medallas olímpicas de oro (23), más medallas de oro en eventos individuales (13) y más medallas olímpicas en eventos masculinos (15).

Estos títulos y récords le han permitido al atleta estadounidense ser reconocido como Nadador del año en seis ocasiones, Nadador Americano del año en ocho ocasiones y deportista del año en 2008, por la prestigiosa revista Sports Illustrated.

Sin embargo, no todo ha sido alegría y éxito en su vida. Los fracasos y las tristezas también forman parte de su carrera deportiva. Desde niño tuvo que superar dificultades personales y familiares que lo hicieron más fuerte. Él nunca se rindió y siempre lo luchó por llegar a la cima. Y una vez estuvo en lo más alto, siguió luchando para mantenerse y dejar un legado imborrable. Su historia es la de un verdadero campeón.

Phelps nació y creció en el vecindario Rodgers Forge en Towson, norte de Baltimore. Es el menor de tres hermanos. Sus padres, Deborah y Michael, se divorciaron en 1994 cuando él apenas tenía 9 años. Pese a ello, sacó adelante sus estudios y se graduó de la Secundaria de Towson en el 2003.

Michael comenzó a nadar a la edad de 7 años, influenciado en parte por sus hermanas y su Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, del que fue diagnosticado cuando estaba en sexto grado. A sus 10 años, obtuvo un récord nacional para los nadadores de su edad, y comenzó a entrenarse en el North Baltimore Acuatic Club bajo las órdenes de Bob Bowman.

INICIOS DE MICHAEL PHELPS

Phelps continuó rompiendo récords de categorías por edades, su rápida mejora culminó en su clasificación a los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 con 15 años, convirtiéndose en el nadador masculino más joven en llegar al equipo olímpico de natación en 68 años. Aunque no ganó una medalla, llegó a la final de los 200 metros mariposa y se posicionó quinto.

En los clasificatorios al Campeonato Mundial de Natación de 2001, el 30 de marzo, el norteamericano rompió el récord mundial de los 200 metros mariposa; con 15 años y 9 meses se convirtió en el nadador más joven en poseer un récord del mundo de natación, superando a Ian Thorpe, quien logró el récord de los 400 metros libre con 16 años y 10 meses. Ya en el campeonato mundial de Fukuoka, Phelps rompió su propio récord en los 200 metros mariposa, convirtiéndose por primera vez en campeón mundial.

Como si fuera poco, en los Campeonatos Nacionales de 2002 en Fort Lauderdale, Florida, también batió el récord mundial de 400 metros y los récords nacionales de 100 metros mariposa y 200 metros estilos. Una muestra de que no era un joven común y corriente y un anticipo de lo que sería su notable participación en el Campeonato Pan-Pacífico de Natación en Yokohama 2002, en el que ganó tres medallas de oro y dos de plata. Michael obtuvo el primer lugar en las pruebas de los 200 metros combinado, 400 metros combinado y 4×100 metros combinado; y el segundo en los 200 metros mariposa y 4×200 metros libre.

En el 2003, con apenas 18 años, Michael Phels se convirtió en el primer nadador americano en ganar tres diferentes carreras en tres diferentes estilos en los campeonatos nacionales (los 200 metros libre, 200 metros espalda y 100 metros mariposa).

SUS PRIMEROS RÉCORDS

Ese año también logró un par de récords en el Duel in the Pool y maravilló al planeta entero con su actuación en el Campeonato Mundial de Barcelona. Ganó cuatro medallas de oro (en los 200 metros mariposa, 200 metros combinado, 400 metros combinado y 4×100 metros combinado), dos medallas de plata (100 metros mariposa y 4×200 metros libre) e impuso cinco récords mundiales.

Tras esa exhibición todos empezaron a hablar maravillas del nacido en Baltimore. Elogios que aumentaron aún más después de que en los Clasificatorios del 2004 se convirtiera en el primer nadador del equipo estadounidense en calificar para seis eventos individuales en los Juegos Olímpicos. Las justas se realizaron ese año en Atenas y Phels estuvo a la altura de las expectativas.

En su primer evento, los 400 metros combinado, impuso un nuevo récord mundial y ganó su primera medalla de oro. Sin embargo, en el relevo libre de 4×100 metros y en los 200 metros libres, considerada por muchos como ‘La Carrera del Siglo’, Michael terminó tercero. Se repuso a este trago amargo y se reencontró con el triunfo en los 200 metros mariposa, en el relevo libre 4×200 metros, en los 200 metros combinado y en los 100 metros mariposa.







Phelps vs Thorpe vs van den Hoogenband - Men's Freestyle 200m at Athens 2004 | Throwback Thursday


Gracias a ello obtuvo un puesto en la final del relevo combinado 4×100 metros, aunque desistió de él y se lo cedió a Ian Crocker. Estados Unidos ganó la medalla de oro y Phelps, quien tuvo un lindo gesto con su compatriota, también fue recibió la presea. Con seis medallas de oro y dos de bronce, Phelps, aun siendo un adolescente, logró la segunda mejor actuación de un deportista en unos Juegos Olímpicos, superado solamente por Mark Spitz y sus siete oros en Múnich 1972.

CONSAGRACIÓN DE MICHAEL PHELPS EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Pero lo mejor estaba por venir. En el Campeonato Mundial de Natación de Montreal 2005, Michael ganó un total de seis medallas: cinco oros y una plata. El estadounidense quedó primero en los 200 metros libre, 200 metros estilos, 4×10 metros libre, 4×200 metros libre y 4×100 metro estilos; y segundo en los 100 metros mariposa.

Su actuación en Canadá fue apenas un abrebocas de lo que sería su histórica participación en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Michael Phelps logró el reto de obtener 8 medallas de oro en los eventos de natación y superó el récord mundial impuesto por Mark Spitz. En resumen, ganó las ocho pruebas en las que compitió: en los 200, 4×100 y 4×200 metros libre, en los 100 y 200 metros mariposa, y en los 200, 400 y 4×100 metros cuatro estilos. Además, en todas y cada una de las carreras impuso un nuevo récord mundial o récord olímpico. Un suceso nunca antes visto en la historia del máximo evento deportivo.

Su gesta no tardó en darle la vuelta al mundo. Según el estudio Economics, Sport and Intangibles, de la Universidad de Navarra, Michael Phelps fue el rey mediático de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, por el número de noticias generadas en todo el planeta.

Tras su proeza empezó a ser reconocido como ‘El tiburón de Baltimore’. Apodo que revalidó por todo lo alto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Las cosas no comenzaron bien, pues su primera medalla fue una de plata que obtuvo tras perder en la final de los 200 metros mariposa.

MÁS RÉCORDS OLÍMPICOS

Se repuso al percance y cortó su mala racha con el oro en el relevo 4×200 metros libre. Ese día, el martes 31 de julio, se convirtió en el deportista más laureado de la historia de los Juegos Olímpicos al conseguir su 19ª medalla, superando el anterior registro de 18 medallas de la soviética Larissa Latynina.

Ese récord lo llenó de motivación y le permitió sumar otras cuatro preseas doradas: en los 200 metros estilos, 100 metros mariposa y 4×100 metros estilos. Tras ganar estas pruebas anunció su retiro de la natación. Se despidió de Londres y se convirtió en el máximo medallista olímpico de la historia con 18 oros, 2 platas y 2 bronces; retirándose como el mejor nadador de la historia.

Pese a que había anunciado su retirada para después de Londres 2012, volvió a competir en Río 2016. En los que si terminarían siendo sus últimos Juegos Olímpicos, Michael Phels ganó 6 medallas más: 5 de oro y 1 de plata. Quedó primero en las pruebas de los 4×100 metros libre, 200 metros mariposa, 4×200 metros libre, 200 metros estilos y 4×100 metros estilos; y segundo en los 100 metros mariposa.

‘El Tiburón de Baltimore’ se despidió de los Juegos Olímpicos con un total de 28 medallas (23 de oro, 3 de plata y 2 de bronce). Sus datos son tan increíbles que, por ejemplo, tiene más medallas de oro que varios países. Es más, si Phels fuera un país, ocuparía el puesto 40 en el medallero. ¡Una barbaridad!

DIETA Y ENTRENAMIENTO DE MICHAEL PHELS

Sin embargo, para tener tanto éxito la disciplina de Michael fue extrema en cuanto al cuidado personal y entrenamientos que realizó. Para poder tener tanta energía al momento de nadar, una de las disciplinas más compleja por su exigencia física, Phelps debe tener una dieta llena de carbohidratos y proteínas que logra quemar en cada práctica.

Según una nota periodística de la BBC en 2012, su desayuno incluye tres emparedados de huevos fritos, con queso, tomate, lechuga, cebollas fritas y mayonesa; luego, tres panqueques con pedacitos de chocolate; una tortilla de cinco huevos, tres tostadas cubiertas en azúcar y un tazón de una avena de maíz; todo eso, con dos tazas de café.

Si el desayuno es bastante fuerte, el almuerzo lo era aún más. Michael comía medio kilo de pasta enriquecida; dos emparedados de jamón y queso en pan blanco con mayonesa; para tomar, bebidas energizantes. Y para la cena comía otro medio kilo de pasta -quizás con salsa carbonara- más una pizza grande y más bebidas energizantes.

Las largas horas de entrenamiento eran vitales para eliminar esas calorías ingeridas todos los días. Además, según comentan distintos entendidos, el metabolismo de Phelps, el proceso en el cual la comida se transforma en energía, es notable.

En cuanto a su preparación deportiva, él mismo reveló que entrenó los 365 días del año durante 4 años para llegar en su mejor forma física a los Juegos Olímpicos. Como si fuera poco, entrenaba con un cinturón lastrado de 8 kilogramos para aumentar su resistencia y su potencia.

A la hora de nadar se mantenía en la superficie el máximo tiempo posible; comenzaba dando un salto en vertical desde el fondo y se quedaba con todo el cuerpo fuera en patada de mariposa. Hacía 20 repeticiones manteniéndose 40 segundos con las piernas verticales en mariposa y descansaba 30 segundos entre cada repetición.

Otra cuestión interesante era la distancia que recorría ya que nadaba 6.000 metros en cada entrenamiento. Realizaba dos sesiones al día, una por la mañana y otra por la tarde, lo que significa que en total cada día nadaba 12.000 metros.

VIDA PRIVADA Y PERSONAL DE MICHAEL PHELPS

Pero la gente no solamente recuerda a Michael Phels por sus hazañas dentro del agua, sino también por su peculiar vida fuera de ella. El norteamericano está casado con la antigua Miss California, Nicole Johnson. Se conocieron en 2007, rompieron en 2012, se reconciliaron en 2015 y se casaron en 2016. Tienen tres hijos, Boomer Robert, Beckett Richard y Maverick Nicolas.

En noviembre de 2004, a la edad de 19 años, Phelps fue arrestado por conducir bajo la influencia del alcohol en Salisbury, Maryland. Se declaró culpable, y se le sentenció a servir 18 meses de libertad condicional, a pagar una multa de 2.500 dólares, y a dar charlas a jóvenes de colegios de secundaria sobre la conducción y la bebida.

En los años 2004 y 2008, Michael asistió a la Universidad de Míchigan, en Ann Arbor, donde estudió ‘Deportes, publicidad, y administración’.







La Historia de Michael Phelps: El Mejor Nadador del Mundo 💪


Después de recibir un bonus de un millón de dólares de parte de la marca de bañadores Speedo, por ganar 8 medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, Phelps utilizó este dinero para crear la ‘Michael Phelps Foundation’, que promueve la seguridad en el agua, y la natación entre los niños.

A comienzos de 2009, Phelps admitió haber mostrado un comportamiento lamentable, tras la publicación de una foto en la que aparecía utilizando una pipa para fumar marihuana. A raíz de ese incidente la Federación Estadounidense de Natación, suspendió a Phelps por un período de tres meses, y Kellogg’s anunció que no renovaría su contrato publicitario con el nadador.

En octubre de 2014, fue sancionado por la federación de su país con seis meses de suspensión y no participar en los Mundiales de 2015, una semana después de haber sido detenido en Baltimore por conducir bajo los efectos del alcohol.

Se estima que Michael Phelps ha obtenido unas ganancias de 5 millones de dólares al año por la promoción de productos, incluyendo 1 millón de dólares por ser la imagen de Mazda en China. Así termina la biografía de Michael Phels.

Artículos Relacionados