La sesión de práctica normal, durante la temporada, en la mayoría de los deportes, no es suficientemente larga como para conseguir un progreso grande en la mayoría de las áreas básicas del entrenamiento.

Los entrenadores pueden tener dificultades diciendo dónde colocar los programas suplementarios clave para evitar que sus atletas pierdan la mayor parte de sus ganancias obtenidas fuera de este período.

Esta sección proporciona algunas guías para la ordenación exacta de diversos programas de entrenamiento y un marco temporal razonable que no difiere significativamente del horario de entrenamiento y mantiene las mejoras de velocidad, rapidez, fuerza, potencia y resistencia de velocidad logradas en la pretemporada.

Sin un programa de trabajo de temporada, es bastante común que los deportistas pierdan un porcentaje de habilidades adquiridas previamente. Aunque puede darse una mejora adicional en un intento de forzar un acontecimiento específico hacia el final de la temporada, el objetivo primario del programa de entrenamiento de temporada es evitar el deterioro de fuerza, potencia, flexibilidad, resistencia de velocidad, velocidad y rapidez.

Orden a utilizar durante la temporada

Afortunadamente, hay un orden lógico de trabajo que deben seguir deportistas y entrenadores durante el período de competencia.

Revisemos dicha secuencia, junto con los propósitos de cada programa de entrenamiento clave, porque es importante que siga la sistemática tan fielmente como sea posible para conseguir los beneficios plenos del programa y evitar lesiones y sobre entrenamiento.

Todo entrenador debería considerar un orden parecido al siguiente durante la temporada:

1. El calentamiento general (carrera lenta, moderada y esprint ligero) y el entrenamiento de flexibilidad, o ejercicios de estiramiento, tienen un valor en el acondicionamiento. Su contribución es la de incrementar la amplitud de movimientos, ayudar a prevenir lesiones y calentar el cuerpo a fin de prepararlo para los aspectos más vigorosos del programa.

2. El entrenamiento de supervelocidad está diseñado específicamente para mejorar su ritmo (número de pasos por segundo) y longitud de zancada. La supervelocidad debería situarse en segundo lugar en la sesión de entrenamiento, inmediatamente después del calentamiento general y sus ejercicios de estiramiento, porque requiere una ausencia total de fatiga.

3. Los partidos amistosos tendrían que seguir al entrenamiento de supervelocidad. Tenga en cuenta que el organismo aún no está fatigado, es menos propenso a lesionarse, y más capaz de ejecutar acciones a una velocidad elevada bajo condiciones reales de juego.

4. Los ejercicios, a ser posible específicos para su deporte, para desarrollar la técnica, y si son necesarios en un día concreto, van en cuarta posición. En este punto de la sesión de entrenamiento, aún está relativamente libre de fatiga y puede ejecutar acciones de alta velocidad en condiciones reales de juego.

Mantenimiento en la sesión de trabajo

5. Los ejercicios calisténicos se utilizan para mejorar el acondicionamiento general, desarrollar la fuerza y la resistencia muscular y mejorar el estado de forma aeróbico. Son ejercicios orientados hacia el acondicionamiento y no deberían programarse al comienzo de la sesión de entrenamiento. 30 minutos de trabajo duro calisténico sólo convertirán a un deportista fresco en un deportista fatigado. Tal fatiga interferirá con la técnica y la coordinación, y le hará mas propenso a las lesiones.

6. Los entrenamientos de resistencia de velocidad tales como esprints en curvas y en intervalos, utilizados comúnmente en los deportes de conjunto son también una actividad de acondicionamiento. Debido a que este trabajo conlleva a un nivel alto de fatiga, y hace que sea difícil continuarlo durante mucho tiempo, los ejercicios de resistencia de velocidad deberían estar hacia el final de la sesión de trabajo, en lugar de situarlos al principio.

7. Los ejercicios balísticos se pueden incorporar aquí, si lo permite el tiempo de práctica. Debido a que también es una actividad de acondicionamiento, debería llevarse a cabo al final del entrenamiento.

8. El entrenamiento de fuerza y potencia (entrenamiento con pesas, pliometría o cargas deportivas) es la parte del programa que mas fatiga produce. Le deja débil y vulnerable a las lesiones. Se coloca por tanto como el ultimo modulo de su sesión de entrenamiento.

9. Sería deseable un período de enfriamiento, que puede consistir en una carrera lenta y un período relajado y breve de estiramientos, sobre todo después de una sesión de entrenamiento de potencia y fuerza.

Aunque en la mayoría de los deportes el tiempo es precioso durante la temporada de competición, no es difícil trabajar con las cargas de mantenimiento para prevenir la perdida de velocidad.

Artículos Relacionados