No todo es perfecto en el mundo del entrenamiento. En realidad nada es perfecto en esta vida. Las lesiones en el gym son uno de los lunares que tiene el llevar una vida fitness.

Cada vez son más las personas que van al gimnasio y cada vez son más las que terminan lastimadas. En ocasiones por culpa suya y en otros casos por la falta de entrenadores e instructores profesionales.

Sin embargo, no solamente los principiantes son propensos a lastimarse. Los más expertos también pueden terminar sufriendo los efectos secundarios de un mal entrenamiento. En el caso de los primeros sería principalmente por el desconocimiento de las máquinas y los ejercicios; en los segundos, por la sobrecarga en los aparatos y el exceso de confianza en los movimientos.

Sin importar en el rango en que te encuentres debes saber cuáles son las lesiones más comunes en el gym. Y quien mejor que Fernando Dorrego y Pedro Jiménez, entrenadores personales de Blua de Sanitas, para darnos la respuesta. A través del portal ‘Cuídate Plus’, el par de expertos españoles elaboraron un listado con las principales y las causas que las pueden originar.

Principales Lesiones en el Gimnasio

– Contracturas. Son las más comunes a nivel muscular, ocasionadas por el sobresfuerzo repetido, la mala ergonomía al realizar el ejercicio y la falta de descanso. La zona de trapecios o la dorsal suelen ser las partes donde aparecen estos daños con mayor frecuencia. Para evitarlo lo más recomendable es llevar a cabo un entrenamiento adecuado y una correcta progresión de ejercicios, respetando los descansos.

– Lesiones en la rodilla. La articulación que más afectaciones sufre es la rodilla. La mayoría de los ejercicios o deportes que realizamos tienen impacto, y éste es negativo para la articulación. Si no se tiene un buen tono muscular a nivel de cuádriceps, glúteo y abdomen, todo el peso de nuestro cuerpo recae sobre la rodilla. La estructura, la progresión y el nivel físico son fundamentales para prevenir que aparezcan molestias en dicha articulación.

– Tendinopatías. Son el conjunto de patologías que afectan al tendón y aparecen con la repetición de un gesto o la sobrecarga de peso. Para evitar estas lesiones es fundamental realizar un trabajo de calentamiento con el objetivo de que los tendones sean más elásticos y puedan aguantar la intensidad del ejercicio.

– Dolor de espalda. Cuando practicamos cualquier ejercicio, nuestra espalda realiza una contracción muscular postural, tanto para ayudar al movimiento como para estabilizar nuestro cuerpo. Si no tenemos una buena higiene postural y realizamos el movimiento erróneo, se producirá un esfuerzo añadido que genera una tensión negativa en la espalda, lo que provocará dolor muscular.

– Rotura de fibras. Un calentamiento insuficiente, una carga extra, una tensión excesiva y un mal descanso en el músculo, pueden producir una rotura de fibras. El síntoma principal es una sensación de dolor repentino, conocido como “síndrome de la pedrada”, e incapacidad de mover el músculo.

Recomendaciones de prevención

Para la prevención de las lesiones en el gym, los expertos consideran que lo más importante es conocer bien nuestro nivel físico actual y comenzar una rutina de ejercicios acorde a nuestra condición física. A partir de ahí, y con el asesoramiento de un profesional, realizar una buena estructura de entrenamiento (calentamiento, fase central y vuelta a la calma). Esto es fundamental para realizar un entrenamiento óptimo.

Otro punto a tener en cuenta es respetar los tiempos de descanso, tanto entre repeticiones y series de ejercicio como entre los días de trabajo. De esa forma nuestro cuerpo puede descansar, recuperarse y adaptarse al esfuerzo del entrenamiento y evitar sobrecargas, contracturas o tendinopatías por esfuerzo.

Artículos Relacionados