Tener hijos no puede ser una excusa para dejar de entrenar. Todo lo contrario, debe ser una motivación más para mantenerte en forma. Además, está comprobado que realizar actividad física con los hijos aumenta la conexión familiar.

Si tienes un hijo pequeño y no quieres dejar de lado tu rutina, a continuación, nuestra modelo Karen te enseñará 10 ejercicios muy divertidos que puedes realizar con él. Bueno, en este caso es «con ella» porque es Emily quien la acompaña en esta ocasión.

– Jumping Jack: Siempre es bueno comenzar la rutina con algo de cardio y movilidad articular. Y nada más divertido que los saltos de estrella para que ambos entren en calor.

– Elevación de Rodillas: Este es otro ejercicio que no puede faltar en tu calentamiento. No solamente sirve para trabajar el sistema cardiovascular, sino que también los músculos del tren inferior.

– Crunch: Acuéstate boca arriba, flexiona las rodillas y coloca la planta de los pies apoyados en el suelo. Pídele a tu hijo que pise tus pies y se ubique frente a ti. Cada vez que subas chocarán sus manos, como si de un juego de niños se tratara. Tú trabajarás el abdomen como siempre y él se divertirá como nunca.

– Plancha: Nuevamente ubica a tu hijo sobre tu espalda, pero esta vez tú estarás boca abajo apoyada sobre los antebrazos y la punta de los pies. Aprieta el abdomen y mantén esta posición de plancha durante, por lo menos, 30 segundos.

– Flexión de Brazos: Acuéstate boca arriba, flexiona las rodillas y abre las piernas un poco más que el ancho de los hombros. Tu hijo debe estar de espaldas acostado sobre ti. Extiende y flexiona los brazos para trabajar los tríceps, los hombros y el pecho.

🦵 EJERCICIOS DE PIERNA CON MIS HIJOS

– Sentadilla: En lugar de una barra sobre los hombros, coloca a tu hijo en la espalda. Realiza el movimiento tradicional de la sentadilla para trabajar los muslos, las pantorrillas y los glúteos.

– Puente: Acuéstate boca arriba, flexiona las rodillas y coloca la planta de los pies apoyados en el suelo. Coloca a tu hijo sobre tu cadera y levanta suavemente tu cuerpo haciendo la fuerza con las piernas y apretando los glúteos.

– Elevación de Piernas: Acuéstate boca arriba, con las piernas extendidas y agárrate de los tobillos de tu hijo, que debe estar parado detrás de ti. Sube las piernas y tu hijo tendrá que empujarlas de nuevo hacia abajo. Tú trabajarás la parte baja del abdomen y él se reirá a verte sufrir.

– Zancada en Caballito: Ubícate adelante con las piernas levemente flexionadas y coloca a tu hijo sobre tu espalda. Luego, realiza el movimiento tradicional de la zancada para trabajar los músculos anteriores y posteriores de las piernas.







Rutina de Ejercicios que Puedes Hacer Desde Casa con tu Hijo | Ser Fitness 💪


– Estiramientos: Siéntate en el piso y pídele a tu hijo que recueste sus brazos sobre tu espalda. Luego, realiza al menos cinco ejercicios de estiramiento para dar por terminada tu rutina.

Por último, recuerda que dependiendo de la edad que tengan tus hijos hay ciertos ejercicios que por seguridad no deberías realizar. ¡Lo más importante es el bienestar de tus pequeños!

Artículos Relacionados