Para la evaluación de los defectos de la postura corporal se necesita un modelo mediante el cual pueda ser juzgada. La alineación utilizada como modelo debe concordar con principios científicos válidos. Deberá ser la clase de postura que implique un mínimo de tensión y rigidez y que conduzca a la máxima eficacia en la utilización del cuerpo.

El modelo debe satisfacer estos requerimientos si el sistema de reeducación de la postura que está integrado a su alrededor es perfecto. La postura corporal adecuada se refiere a una ideal más que a una promedio.

El modelo es el de la alineación esquelética, ya que la postura es básicamente consecuencia de la alineación. La posición erecta debe ser observada como una alineación compuesta de un sujeto, desde cuatro puntos: frente, espalda, lado derecho y lado izquierdo. Esto implica la posición y alineación de muchas articulaciones y partes del cuerpo, por lo que no es probable que ningún individuo pueda reunir todos los aspectos de este modelo.

Las partes derecha e izquierda de las estructuras esqueléticas son esencialmente simétricas y por hipótesis los dos lados del cuerpo están exactamente equilibrados.

La intersección de estos dos medios planos del cuerpo forma una línea análoga a la línea de gravedad. Al rededor de esta línea, el cuerpo, hipotéticamente está en equilibrio. Esto implica una distribución del peso equilibrada, y una posición estable de cada articulación.

Las líneas y puntos de referencia son puestos en práctica utilizándolos como pruebas de plomada para la alineación corporal. Para el propósito de la prueba el individuo sube hacia la línea de plomada suspendida.

De frente o de espaldas estará parado de manera que los pies estén equidistantes de la línea; de perfil, de manera que el punto justo enfrente del maléolo externo esté alineado con la línea de plomada.

CÓMO SE PUEDE EVALUAR LA POSTURA CORPORAL

La prueba de la línea de plomada se utiliza para determinar si los puntos de referencia del individuo en el que se ha realizado la prueba están en la misma alineación que los correspondientes puntos de la postura modelo. La cantidad de desviación de los diferentes puntos de referencia de la línea de plomada revela la extensión del defecto de alineación del individuo.

Siempre que se evalúan las desviaciones en la alineación de plomada, se describen como ligera, moderada o marcada, tanto en términos de centímetros como de grados.

Debido al hecho anteriormente citado de que, en bipedestación, sólo se puede considerar estacionaria la base del cuerpo, sería extremadamente difícil y sin valor práctico determinar más exactamente cuánto cada punto de referencia se ha desviado de la alineación en plomada.

Las estructuras óseas del cuerpo humano están diseñadas para soportar y transmitir pesos sobreimpuestos. Desde un punto de vista mecánico, sería lógico suponer que la línea de gravedad pasaría a través de los centros de soporte de peso de las articulaciones de las extremidades. También sería lógico suponer que pasaría a través del ápex del arco de la base del soporte.

Sin embargo, desde un punto de vista de mecánica corporal, una posición «en el centro» no es estable. La podría mantener solo momentáneamente en presencia de tensiones externas normales.

La línea de gravedad de una postura «normal» está descrita por algunos coincidiendo con los centros de estas articulaciones; pero ellos saben también que está posición sólo puede mantenerse momentáneamente.

Artículos Relacionados