Las bebidas son parte fundamental de nuestras vidas. No es para menos. Nuestro cuerpo está constituido en un 60% por agua y por eso es normal que nos estemos hidratando con frecuencia. En el desayuno, en el almuerzo y en la cena siempre acompañamos las comidas con alguna bebida.

Sin embargo, no todas son buenas. Algunas pueden provocar que nos engordemos debido a su alto contenido calórico. Principalmente, la cantidad de calorías que tiene una bebida está relacionada con el azúcar que posee. Es decir, que mientras más azúcar posea más calórica será. En ese orden de ideas, vale la pena conocer cuáles son las bebidas que más engordan.

La respuesta nos la ha dado Ana Sánchez, dietista-nutricionista y autora del libro ‘Paso de dietas’. La experta comienza recordando que, la Organización Mundial de la Salud recomienda no sobrepasar los 25 gramos al día de azúcar.

«Con beber uno o dos vasos de algún refresco o zumo envasado ya estaríamos superando esta cantidad. Por lo tanto, es conveniente fijarse en la cantidad de azúcar que llevan para consumir lo mínimo», añadió la especialista.

Tras la introducción, Ana realizó la lista de las bebidas que más engordan y explicó el por qué de cada una de ellas. El ranking queda así:

– Las gaseosas
– Los energizantes
– Los zumos industriales
– Las bebidas alcohólicas
– Los lácteos
.

Pese a su alto contenido de azúcar, de vez en cuando se pueden consumir y disfrutar de las bebidas mencionadas. Sin embargo, para no excedernos en su consumo se pueden alternar las alcohólicas con otras que no lo sean como zumos naturales o agua.

¿POR QUÉ ENGORDAN LAS BEBIDAS?

«Las gaseosas contienen muchísima azúcar, excepto los que son light o zero, que llevan edulcorantes. Una lata de refresco contiene entre 25 y 30 gramos de azúcar», explicó Sánchez.

En cuanto a los zumos industriales, según la dietista-nutricionista, «habría que dejar reducido su consumo a ocasiones puntuales por su alto contenido de azúcar y por la ausencia de fibra. Los zumos envasados tienen más azúcares libres que los zumos naturales. Aunque siempre la mejor opción es comer la fruta entera».

«Una lata de bebida energética puede llegar a tener más de 50 gramos de azúcar, además de un gran contenido en cafeína y sustancias estimulantes como ginseng, taurina, etcétera. Es una bebida muy habitual en personas jóvenes y su consumo puede llevar a problemas de salud como obesidad y diabetes, por el alto contenido en azúcares», reveló la experta.

Además de los energizantes, los jóvenes también consumen mucho alcohol. Al respecto, Anna advierte que «el mayor problema es que contiene 7 calorías por cada gramo de alcohol (casi las mismas que la grasa). Por lo tanto, son muy calóricas y se consideran calorías vacías ya que no tienen ningún efecto beneficioso para el organismo y, además, pasan rápidamente a los depósitos de grasa, aumentando el peso corporal».

«Los batidos envasados tienen mucho contenido en azúcar, por lo que no se recomienda su consumo. En su lugar, se pueden elaborar batidos caseros con frutas sin añadir azúcares, siendo estos mucho más saludables», dijo finalmente la especialista.

Artículos Relacionados