Will Smith es uno de los principales representantes del Fitness ante el mundo. Durante la mayor parte de su vida ha estado ligado a los hábitos saludables. Desde sus inicios como rapero se ha preocupado por mantener una muy buena imagen física.

Sin embargo, el reconocido actor estadounidense no siempre ha estado en forma. Es más, recientemente se le vio con varios kilos de más. Él mismo aceptó que tenía algo de sobrepeso y decidió someterse a un plan de transformación. Will se ha comprometido al 100% y por eso los resultados se han comenzado a evidenciar.

El nacido en Filadelfia, Pensilvania, ha conseguido perder 10 kilogramos en apenas 20 semanas. Él mismo casi no da crédito. Así lo confesó en el estreno de un documental, ‘The best shape of my life’, en el que Smith constataba cómo ha ido perdiendo peso tras haber cogido algunos kilos en los últimos meses.

De hecho, el actor admitió hace un tiempo estaba en el peor momento de forma de su vida. Todo porque cogió un exceso de kilos durante el confinamiento de la pandemia del coronavirus. Ahora bien, Will Smith ya tiene 53 años por lo que cada vez le cuesta más este tipo de procesos cuando se trata de cambiar su físico para hacer una película y ponerse en situación que marca el guion de la misma.

En este caso, tuvo que hacerlo para poder interpretar a Richard Williams en la película ‘Rey Richard: Una familia ganadora’. Will personificó a este entrenador de tenis, quera el padre de dos de las más importantes tenistas de todos los tiempos, las hermanas Venus y Serena Williams.



A Smith Family Therapy Session | Best Shape of My Life


La nueva película de Will Smith

Pese a que el norteamericano es uno de los actores más exitosos de Hollywood y ha protagonizado varias cintas a lo largo de su carrera, sintió algo muy especial con esta nueva película. En una reciente entrevista confesó lo siguiente:

«Como actor nunca sabes qué es lo que te hará dominar a un personaje. Con Richard fue la conexión con mi propia hija, Willow. Podría usar mi propia relación con Willow y su carrera para entender realmente el espacio que Richard encontró con Venus y Serena, donde no presiona, no conduce, no golpea».

Esta conexión que Smith sintió con Richard fue una de las cosas que más lo motivó a ponerse en forma nuevamente. Él quería quedarse con el personaje y por eso bajó 10 kilos en 20 meses. El propio Will reveló en su documental que tuvo que someterse a un entrenamiento especifico y a una dieta equilibrada para alcanzar sus objetivos.

Artículos Relacionados