Uno de los principales interrogantes que pasan por la mente de las personas que han decidido iniciar un plan de entrenamiento de la fuerza está relacionado con el trabajo aeróbico, más popularmente conocido como el cardio, teniendo en cuenta su relación directa con un músculo vital como el corazón. Tener al alcance de la mano las distintas teorías que se han escrito sobre el tema generalmente terminan confundiendo a cualquiera. Consciente de ello, hoy te daré a conocer mi punto de vista con respecto a este tipo de trabajos que no pueden faltar en tu rutina.

En primera instancia, debemos tener en cuenta que existen dos formas en las que nuestro organismo obtiene la energía: con necesidad de oxígeno (aeróbico) y sin necesidad de oxígeno (anaeróbico). Los trabajos de cardio se incluyen entre los primeros y eso hace que sus ejercicios estén mayormente enfocados a la larga duración y la baja o moderada intensidad. Basados en este concepto, muchos recomiendan realizar estos trabajos después de las pesas y no antes. Sin embargo, esta teoría se cae cuando el deportista busca el aumento de la masa muscular por encima de la tonificación.

Así las cosas, parte de la respuesta que quiero darle a esta gran pregunta está relacionada con el objetivo de cada persona. Es decir, dependiendo de los resultados que busques es que debes realizar antes o después de las pesas los trabajos de cardio. Recuerda el principio de la individualización y concéntrate en armar tu rutina de manera particular. A continuación te explico brevemente en qué varia si realizas el cardio al inicio o al final del entrenamiento.

👊 Cardio antes de las pesas

Utiliza este orden si lo que quieres es mejorar tu capacidad aeróbica y las pesas solo son un complemento para mejorar tus marcas. Por ejemplo, un atleta de fondo que vaya al gimnasio los días de lluvia a correr en la cinta y hacer unas pesas para ganar potencia en las piernas, debe hacer primero la cinta y después las pesas, porque lo más importante y lo que al final quieres mejorar es esto, y debes tener tu pico de energía en esa parte del entrenamiento.

👊 Cardio después de las pesas

Si tu objetivo es desarrollar tu masa muscular o definirla, entonces es cuando debes hacer cardio después de las pesas, porque te conviene que el glucógeno que almacenas en tus músculos al inicio del entrenamiento sea invertido en levantar cuanto más peso mejor, así tu desarrollo muscular será mayor. Además, hacer cardio después de los ejercicios de fuerza también sirven si lo que quieres es eliminar grasa sin perder músculo, es ideal esta forma de entrenar porque cuando termines la sesión de pesas habrás agotado tus reservas de glucógeno, y una suave sesión de ejercicio cardiovascular de unos 20 minutos a un ritmo moderado será suficiente para eliminar una buena cantidad de grasas.

👊 Cardio durante las pesas

Para terminar, existe otra forma de realizar los trabajos de cardio y es durante el entrenamiento de las pesas a través de un método intervalado. Consciente en realizar entre 10 y 15 minutos antes de las pesas, 10 o 15 minutos a mitad de la sesión y otros 10 o 15 minutos al final. Esta metodología me parece ideal porque combina los ejercicios anaeróbicos de la fuerza con los aeróbicos del cardio. Personalmente es el que más me gusta y que diariamente aplico en mi rutina.

21Shares

Artículos Relacionados