Con el pasar de los años y a través de numerosos estudios científicos se ha podido demostrar que para obtener mejores y más rápidos resultados durante un trabajo de fuerza es necesario conocer las diferentes características de los Músculos, el gran protagonista en este tipo de entrenamiento. Ya no es suficiente con que los entrenadores conozcan sus movimientos, sus funciones o sus disposiciones a la hora de realizar un ejercicio, sino que también resulta fundamental que los deportistas o practicantes de este estilo Fitness estén al tanto de dicha información.

De acuerdo con ello, en esta oportunidad me parece más que pertinente revisar los cinco tipos de acción muscular que puedes realizar según el ejercicio. Antes de dejarte con los parámetros que podemos encontrar en esta línea, vale la pena recordar que un músculo es un tejido blando que genera movimiento al contraerse o extendiéndose al relajarse. La tensión se produce durante la activación del músculo, la cual tiene lugar cuando el músculo recibe un impulso eléctrico y se libera la energía necesaria para el movimiento. Pero, según la voluntad del sujeto o la relación que se establezca con las resistencias externas la activación del músculo puede dar lugar a acciones diferentes que encontrarás a continuación.

💪 Isométrica
No existe desplazamiento entre los segmentos articulares. La fuerza aplicada es igual a la resistencia a vencer. Existe un alargamiento del tendón y a la vez un acortamiento del músculo, en consecuencia no varía la longitud del mismo. Por ejemplo, trabajar el abdomen en posición fija de cuatro apoyos.

💪 Isotónica Concéntrica
Existe una aproximación entre los segmentos articulares, dando lugar a un trabajo positivo. La fuerza aplicada es mayor a la resistencia a vencer. Existe un mantenimiento de la longitud del tendón, pero un acortamiento del músculo, en consecuencia existe una disminución de la longitud del mismo. Por ejemplo, los ejercicios para bíceps que consisten en subir y bajar.

💪 Isotónica Excéntrica
Existe una separación de los segmentos articulares, dando lugar a un trabajo negativo. La fuerza aplicada es menor que la resistencia a vencer. Existe una elongación del tendón, y un acortamiento del músculo, en consecuencia se da un aumento del tamaño del mismo. Por ejemplo, los ejercicios en la maquina para trabajar los isquiotibiales.

💪 Auxotónica
Consiste en una combinación de dos contracciones anteriormente mencionadas como son; la isométrica y la isotónica concéntrica, las cuales se encuentran combinadas en distinta proporción. Por ejemplo, la ejecución de un golpe de golf, o el levantamiento de pesas en un banco.

💪 Isocinética
Es un tipo de contracción dinámica con velocidad fija y la resistencia a vencer de tipo variable. Es una combinación de tres tipos de contracción; en primer lugar contracción excéntrica, posteriormente un tiempo mínimo de isometría y un tiempo final de trabajo concéntrico. Por ejemplo, cuando haces empujes en la maquina para trabajar los cuadríceps.

22Shares

Artículos Relacionados