Un entrenamiento de atletismo debe diferenciarse en cada modalidad. Por ejemplo, los corredores de Medio Fondo y Fondo deben desarrollar la resistencia general del mismo modo que la resistencia específica para las demandas energéticas de estas pruebas.

La resistencia general es resistencia aeróbica, lo que significa que el sistema cardiorrespiratorio puede proporcionar todo el oxígeno necesario para el ejercicio. La resistencia específica a la prueba es siempre una combinación de resistencia aeróbica y resistencia anaeróbica, donde el sistema cardiorrespiratorio no puede afrontar los requisitos de oxígeno del ejercicio.

Cuanto más larga sea la carrera mayor será la importancia de la resistencia aeróbica para la resistencia específica de la prueba; cuanto más corta sea la carrera tanto mayor será la importancia de la resistencia anaeróbica. Los dos tipos más importantes de entrenamiento para los corredores de Medio Fondo y Fondo son:

– Entrenamiento Continuo: Correr distancias relativamente largas a velocidades casi constantes sin reposo. Este método se utiliza para desarrollar resistencia general y para la regeneración.

– Entrenamiento a Intervalos: Series de carreras o esfuerzos para los cuales el ritmo, distancia e intervalos de reposo están prescritos. Este método puede dividirse en todos tipos principales: extensivo e intensivo.

Cuando el énfasis del trabajo se pone sobre la resistencia general, se utilizan los intervalos extensivos; cuando se privilegia la resistencia específica a la prueba, se utilizan los intervalos intensivos.

CARACTERÍSTICAS DEL ENTRENAMIENTO

Una variación del método o intervalo en el cual las variaciones de ritmo, distancia e intervalos de reposo están determinados por el corredor a medida que progresa la sesión, se denomina fartlek (juego de velocidad).

Las sesiones de fartlek normalmente se realizan fuera de la pista y se pueden utilizar para desarrollar tanto la resistencia general como la específica a la prueba. El uso del fartlek se aprende mejor a través de la demostración de corredores más expertos.

Las cargas de entrenamiento generalmente se definen de acuerdo a los siguientes parámetros:

– Ritmo o velocidad de carrera (m/s, km/min, milla/min, etc).

– Volumen, que se puede describir por medio de la distancia de carrera (m, km, millas) o el tiempo de carrera (seg, min, horas) o el número de esfuerzos o de series de esfuerzos.

– Pausa o el intervalo entre diferentes esfuerzos o series de esfuerzos (seg, min).

Artículos Relacionados