La caminadora eléctrica se ha convertido en la salvación para muchos en esta cuarentena. La pandemia del coronavirus obligó al cierre de los gimnasios y aún no sabemos cuándo volverán a abrir. Eso ha provocado que tengamos que entrenar en la casa para no perder el ritmo.

En algunos países ya están trabajando en el protocolo de bioseguridad para gimnasios por COVID-19, pero aún no hay una fecha de reapertura. Los que tenían la caminadora guardada han tenido que ‘desempolvarla’ y los que no tenían se han visto en la ‘obligación’ de comprar una para evitar caer en el sedentarismo.

Sea cual sea tu caso, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones de los expertos. Además de leer el manual de instrucciones debes tener en cuenta algunos aspectos que son fundamentales para mejorar tu rendimiento en la máquina. Estos son algunos tips y consejos para correr en caminadora eléctrica:

NO TE EXCEDAS CON LA CAMINADORA ELÉCTRICA

Algunas personas que están acostumbradas a correr en exteriores reportan sentir dolor cuando hacen la transición a una caminadora. ¿La mejor forma de evitarlo? No te excedas en tu primera aventura sobre la banda.

Todo parece indicar que aún nos quedan varias semanas de aislamiento, así que intenta incrementar tu kilometraje poco a poco en lo que te acostumbras a la nueva superficie.

El incremento idóneo en distancia total por semana para evitar lesiones es de máximo 10%. Eso significa que si, por ejemplo, la primera semana corres 15 kilómetros en total, la siguiente no deberías correr más de 16,5 km.

SUELTA LOS AGARRES

Para los principiantes, sujetarse de las barras laterales de la caminadora puede brindar una sensación de seguridad, sin embargo, esto impacta de forma negativa la técnica de carrera, lo cual puede conducir a lesiones.

Si te ves obligado a tomar los agarres, entonces vas demasiado rápido. Será mejor que bajes un poco el ritmo y te asegures de bracear de forma natural, como lo harías corriendo afuera.

Otra manera de mantenerte motivado es por medio de un entrenamiento que ofrezca variedad. Correr al mismo ritmo, con la misma inclinación durante 60 minutos no tiene nada de interesante; pero hacer intervalos 2:1, intercalando esfuerzos al 70% de tu frecuencia cardíaca máxima con caminata para recuperarte, puede hacer que sigas enfocado en tu objetivo.

PRESTA ATENCIÓN A LOS NÚMEROS

La cantidad de calorías quemadas que arroja la banda suele ser muy imprecisa. Esto se debe a que hay un gran número de factores que intervienen para determinar este dato, desde la edad hasta el porcentaje de grasa corporal, género o frecuencia cardíaca.

Si cuentas con un monitor de actividad que lleve un registro de todas estas métricas, es probable que la lectura que ofrezca en torno a la quema de calorías sea más precisa que la de la banda. De cualquier manera, no te obsesiones con este número y mejor concéntrate en mejorar tu capacidad cardiorrespiratoria.

Recuerda que la caminadora puede ser el mejor aliado en estos tiempos de encierro. Si tienes acceso a una, no dudes en utilizarla para mantener tu condición física de manera que cuando estemos afuera de nuevo, estés listo para cruzar tu siguiente meta.

Artículos Relacionados