El examen postural está compuesto por tres partes esenciales: 1) examen de la alineación en bipedestación; 2) pruebas de flexibilidad y longitud muscular; 3) pruebas de potencia muscular. A continuación, describimos los detalles de la primera prueba.

En el examen de alineación en bipedestación, el individuo está de pie en las tablas de posturas con sus pies en la posición indicada por los dibujos de los pies.

– VISTA ANTERIOR

Observe la posición de los pies, rodillas y piernas. Podrán notarse las posiciones de los dedos de los pies, la apariencia del arco longitudinal, la alineación en relación con la pronación o supinación de los pies, la rotación del fémur tal como indica la posición de la rótula, rodillas en valgo y rodillas en varo.

Cualquier rotación de la cabeza, o apariencia anormal de las costillas también podrán ser notadas. Los hallazgos se recogerán en la gráfica bajo «Alineación Segmentaria».

VISTA LATERAL DEL EXAMEN POSTURAL

Con la línea de plomada suspendida en línea con un punto justo enfrente del hueso externo del tobillo, las relaciones del cuerpo en total con la línea de plomada se anotarán y recogerán bajo «Alineación en Plomada». Se observará desde ambos lados izquierdo y derecho con el propósito de detectar defectos de la rotación.

Descripciones como las que siguen pueden utilizarse al recoger los datos hallados: «cuerpo anterior desde los tobillos hacia arriba»; «pelvis y cabeza anteriores»; «bueno excepto lordosis»; «tronco superior y cabeza posteriores».

Los defectos de alineación segmentaria pueden notarse con o sin la línea de plomada. Observe si las rodillas están en buena alineación, hiperextendidas o flexionadas; nótese la posición de la pelvis vista de lado; si las curvas anteroposteriores de la columna son normales o exageradas; posición de la cabeza hacia delante o inclinada hacia arriba o abajo; posición del pecho, si está normal, deprimido o elevado, y el contorno de la pared abdominal. Los hallazgos se recogerán en la gráfica «Alineación Segmentaria».

VISTA POSTERIOR

Con la línea de plomada suspendida en línea con un punto medio entre los talones, las relaciones del cuerpo o partes del cuerpo con la línea de plomada se expresan como correctas o como desviaciones hacia la derecha o izquierda y se recogen así en la gráfica.

Al examinar pacientes con escoliosis es especialmente importante observar las relaciones de la postura total con la línea de plomada.

El suspender la línea de plomada alineada con la séptima vértebra cervical o alineada con los glúteos (como se hace frecuentemente) puede ser útil para verificar la curvatura de la columna, pero no revela la extensión en la que la columna puede ser compensada por un cambio lateral de la pelvis u otro defecto postural que contribuya a la inclinación lateral de la pelvis y a desviaciones asociadas de la columna.

Desde el punto de vista de la alineación segmentaria, se puede observar los pies, anotar la alineación del tendón de Aquiles, aducción postural o abducción de las caderas, altura relativa de las espinas ilíacas posteriores, inclinación pélvica lateral, desviaciones laterales de la columna, posición de los hombros y escápulas.







EVALUACION POSTURAL


En los pacientes escolióticos es importante observar cualquier defecto segmentario asimétrico que pueda aumentar la inclinación lateral y defectos acompañantes de la columna. Por ejemplo, la inclinación lateral de la pelvis puede ocurrir como resultado de la pronación de un pie o la flexión habitual de una rodilla, permitiendo una caída de la pelvis hacia este lado en bipedestación.

RESULTADOS DEL EXAMEN POSTURAL

La rotación de la columna o del tórax, como se ve en casos de escoliosis, se observan al doblarse el individuo hacia delante. Cuando se dobla hacia delante desde la posición erecta, la rotación de los cuerpos vertebrales se ve como una prominencia completa en el lado de la convexidad en una curva estructural (fijada) de la columna. Sin embargo, en una curva funcional, puede que no exista evidencia de rotación al doblarse hacia delante.

Esto es especialmente cierto si la curva funcional está asociada a desequilibrio de los aductores de la cadera que produce una inclinación pélvica lateral; o a un desequilibrio de los músculos abdominales porque los efectos de estos desequilibrios en la columna están minimizados al doblarse hacia delante. Los hallazgos se recogen en «Alineación Segmentaria».

Artículos Relacionados