Uno de los principales representantes del fitness ante el mundo es Henry Cavill. El reconocido actor británico se ha sumergido en el mundo del entrenamiento y se ha convertido en la inspiración de millones de personas. A sus 38 años mantiene una figura envidiable para cualquiera de su edad.

Él se ha preocupado siempre por mostrar una imagen que enloquece a las mujeres y que motiva a los hombres. Razón por la cual fue elegido por DC Comics para interpretar a Superman, el integrante de la Liga de la Justicia más sexy y atractivo. Lo hizo en las películas El hombre de acero (en 2013), Batman vs. Superman: Dawn of Justice (en 2016), Justice League (en 2017) y Zack Snyder’s Justice League (en 2021), que recibieron aclamación de la crítica y fueron grandes éxitos en taquilla.

Pero, darle vida al Último Hijo de Krypton no es una tarea fácil. Así lo ha revelado el nacido en Saint Helier en varias oportunidades. A través de sus redes sociales y de diferentes entrevistas, el británico desveló los secretos de su éxito. Dicho por él mismo y por sus entrenadores, esto es lo que tienes que hacer para tener el cuerpo de Superman:

Por supuesto, para transformarse en un superhéroe, el actor de 1.85 metros de altura comenzó cargando peso. Pero hubo algo más que usó para desarrollar toda esa musculatura: a Mark Twight, dueño del ‘Gym Jones’ en Salt Lake City.

El secreto de Twight se basa en una rutina de entrenamiento de castigo llamada tubo de escape. «Son entrenamientos cíclicos haciendo 100 repeticiones de cada ejercicio, que harán que quedes extenuado y sin dejar rastro de grasa subcutánea», explicó el reconocido entrenador.

El entrenamiento de Henry Cavill

El tubo de escape tiene dos principios básicos pero efectivos: ejercicio y recuperación. La parte del ejercicio está diseñada para que te hagan dejar todo en el área de peso libre. El método de recuperación es al momento en que terminas un ejercicio, tomas tranquilamente 8 respiraciones controladas dentro y fuera de tu nariz.

La rutina que Mark diseñó para Henry estaba conformada por los siguientes ejercicios:

– Sentadilla con mancuernas.
– Columpio con pesas rusas.
– Burpee.
– Salto con apertura de brazos.

Cavill realizaba los ejercicios en el orden indicado y utilizaba una pesa rusa o una mancuerna de 17 kilogramos (35 libras) para los movimientos que requerían peso. Hacía 25 repeticiones de cada ejercicio, usando la técnica de recuperación del tubo de escape entre cada movimiento.

La preparación del británico duró más de 11 meses y estuvo compuesta por cuatro fases: preparación, ganancia, definición y mantenimiento. Pero todo este plan estuvo dividido en dos partes. En la primera, Cavill se tuvo que preparar para rodar las escenas en las que aparecía con el torso desnudo, en las que tuvo que trabajar para conseguir tener un 4% de grasa corporal; y en la segunda, para el resto del rodaje, subió este porcentaje hasta un más saludable 7%.

«Estoy entrenando dos horas y media al día forzando al cuerpo a trabajar dentro de los límites de sus capacidades. He logrado ganar una gran cantidad de músculo, ya que era muy importante para poder meterme en la piel de un superhombre. De todas las rutinas y entrenamientos que he hecho, lo que más me ha funcionado es el cardio en ayunas. Estoy en la mejor forma de mi vida. Son solo 20 minutos, por lo que no es muy agotador. No pensaba que fuera posible quemar grasa y ganar músculo al mismo tiempo», dijo en aquel momento.

¿Cómo tener la fuerza de Superman?

En cuanto a sus brazos, Cavill les mostró a sus más de 16 millones de seguidores en Instagram cuál era el secreto para tener los bíceps de un superhéroe.

Lo llamativo de la publicación es el peso que estaba levantando durante un curl. Esas pesas de bajo perfil parecían ser mucho más pequeñas de lo que esos brazos podrían cargar fácilmente. Pero, como señaló la estrella de Hollywood en la foto que posteó, a veces los pesos más pequeños pueden producir mejores resultados.

«Me gusta esta foto porque muestra que no hace falta un gran esfuerzo todos los días para lograr resultados. Estaba haciendo todo lo que podía en un apretado horario para tratar de conseguir algo de ganancias, siempre que podía. Durante este período aprendí que no es el peso lo que importa, es el entrenamiento. Así que, si tienes vergüenza de ir al gimnasio porque siempre hay alguien a tu lado usando pesas enormes, no debes de sentirla. Tú haces tus pesas, solo haces que cada entrenamiento cuente. Podrías terminar viéndote mejor que el hombre o la mujer a tu lado que está usando esas pesas gigantes».







Cómo Tener el Cuerpo de Superman | Rutina y dieta de Henry Cavill 💪


Dave Rienzi, el entrenador personal de Henry Cavill durante su preparación para Superman, respaldó la teoría del poco peso. «No necesitas entrenar con pesos pesados para tener mejores ganancias musculares. Un curl de bíceps que en realidad es impulsado por el bíceps, con pesas de 25 o 30 libras, va a hacer crecer tus brazos mucho más efectivamente que un curl con una técnica descuidada con pesas de 40 o 50 libras».

La dieta de Henry Cavill

Además de aumentar su tiempo en el gimnasio (con hasta 9 sesiones a la semana), Cavill también tuvo que modificar sus hábitos alimenticios para dar vida a Clark Kent. El actor siguió una dieta hipercalórica, consumiendo cerca de 5.000 a 6.000 calorías al día para poder ganar 10 kilogramos de masa muscular.

«Lo primero que hice fue aumentar abundantemente las proteínas y luego los hidratos de forma gradual. Es necesario mantener la sensación de hambre», dijo al respecto.

Sólo se cortó en tres aspectos: las grasas saturadas, los alimentos procesados y el azúcar refinado. Al consumir una gran cantidad de calorías, es importante entrenar lo suficiente, o el cuerpo comenzará a crear no sólo músculos sino también acumulación de grasa corporal.

Un clásico desayuno suyo puede ser huevos revueltos y bistec de ternera, junto a un smoothie de avena con proteína. Luego puede almorzar pollo al curry con arroz, comer una manzana como snack o postre y cenar un bistec de bisonte con pasta de arroz integral. Antes de dormir, bebe un batido de verduras.

Cada comida la acompaña de un vaso de agua, bebida que toma durante todo el día para mantenerse hidratado y soportar su rutina de ejercicios. De hecho, señala que durante la mañana bebe alrededor de 1 litro de agua debido a la sed que le produce hacer cardio.

Además de esta alimentación excesiva, Cavill también se obligó a sí mismo a descansar como un verdadero superhombre: cada día dormía 10 horas. Porque un superhombre sin descanso es solo un mediohombre.

Finalmente, Henry Cavill confesó en otra entrevista que en su infancia sufría de sobrepeso. Sus compañeros de clase se reían de él llamando con el sobrenombre de ‘Fat Cavill’ (‘El Gordo Cavill’).

«La verdad, no juzgo a mis compañeros de clase que se reían de mí en la infancia. Recordarlos me hace ser más agradecido con los resultados que he obtenido con la ayuda de los entrenamientos de fuerza. Mi cuerpo es mi merito», expresó el actor sobre aquella difícil etapa de su vida.

Artículos Relacionados