Sin olvidarnos del principio de la individualización y de que en el entrenamiento de la fuerza, al igual que en la medicina, uno más uno no es igual a dos, existen algunos parámetros genéricos que resultan ser el común denominador en las diferentes rutinas que cada persona pueda tener. En otras palabras, hay un sinnúmero de ejercicios, series y/o repeticiones que obligatoriamente deben estar incluidos en tu plan de entrenamiento sin importar cuáles sean tus objetivos.

Basados en esa especie de teoría, en esta oportunidad te quiero hablar de un sencillo ejercicio de pierna ideal para fortalecer todo tu cuerpo. Se trata de una combinación de varios movimientos que involucran prácticamente todos grupos musculares a través de una secuencia que te ayudará a obtener mayores resultados. Antes de dejarte con la ejecución del ejercicio, recuerda que su implementación resulta ideal para la tonificación debido al elevado gasto energético que genera. El resto del trabajo lo tienes que hacer tú con la comida correcta y un adecuado descanso.

Como podrás apreciar en la imagen, te estoy hablando del famoso «Step Up» que es un gran ejercicio para fortalecer los isquiotibiales y los glúteos. Seguro todo el tiempo ves a alguien haciéndolo con una barra o mancuernas. Pero, en este caso, menos es más. Un ligero cambio puede hacer más efectivo este ejercicio. Así lo asegura el director de Fitness de Men’s Health, BJ Gaddour, especialista certificado en acondicionamiento y fortalecimiento físico, quien aconseja hacerlo en forma de copa.

Al usar solo una mancuerna, sosteniéndola frente a tu pecho, como lo harías en una sentadilla con copa, conviertes este ejercicio para pierna en uno ideal para fortalecer el cuerpo completo. «El ejercicio te hace esforzarte por mantener el tronco erguido, lo que carga más tus cuádriceps», indica Gaddour. Esta variante también activa el core, hombros y la parte alta de tu espalda.

Finalmente, Gaddour revela que él utiliza un peso que sea poco más de la mitad de lo que normalmente usas para el Step up. En vez de contar repeticiones, desafíate a ti mismo a estar en movimiento durante un periodo entre 5 y 10 minutos continuos. Subiendo y bajando con la misma pierna, alternándolas en la parte de abajo del ejercicio.

16Shares

Artículos Relacionados