A primera vista los cuatro tipos de saltos en Atletismo podrían parecer como muy diferentes entre sí. Desde un punto de vista técnico, los mismos comprenden desde el relativamente fácil Salto en Largo pasando por el Salto en Alto y el Salto Triple hasta el extremadamente complejo Salto con Garrocha.

Existen, sin embargo, una cantidad de similitudes muy importantes entre los saltos, cuyo conocimiento ayudará al entrenador a trabajar con sus atletas en cualquiera de las pruebas.

OBJETIVOS

El propósito en las pruebas de salto es el maximizar la distancia medida o la altura del salto del atleta. En el salto triple, por su puesto, el propósito es el de maximizar la distancia de los tres saltos consecutivos; mientras que en el Salto con Garrocha el atleta se encuentra asistido por el uso de una pértiga.

ASPECTOS BIOMECÁNICOS EN LOS TIPOS DE SALTOS

La distancia y altura de vuelo están determinados fundamentalmente por tres parámetros:

– Velocidad en el despegue.
– El angulo de despegue.
– La altura del centro de masa en el despegue.

De los mismo, la velocidad y el ángulo de despegue son generalmente los más importantes.

La altura del centro de masa está determinado por la altura del cuerpo del atleta aunque se encuentra influenciado por la posición del atleta en el despegue. La velocidad y el ángulo de despegue constituyen ambos el resultado de las acciones previas y durante el despegue.

Existen factores adicionados que afectan la altura de vuelo en el Salto con Garrocha. Los mas importantes los constituyen la transferencia de energía a la garrocha durante el despegue y luego el retorno de esa energía desde la garrocha después del despegue para proporcionar una elevación adicionado al cuerpo del atleta.

Desde el punto de vista biomecánico, el despegue es crucial en todos los tipos de saltos.

Una vez establecida la trayectoria de vuelo en el despegue el resultado medido puede estar negativamente influenciado por, en el caso del Salto en Alto y Salto con Garrocha, un pasaje poco efectivo de la varilla; o, en el caso de Salto en Largo y Triple por una pobre técnica de caída.

ESTRUCTURA DE MOVIMIENTO

Los movimientos de las pruebas de salto pueden dividirse en cuatro fases fundamentales:

– Aproximación.
– Despegue.
– Vuelo.
– Caída.

En el Salto Triple la secuencia despegue-vuelo-caída se repite tres veces. En el Salto con Garrocha se aplican las cuatro fases pero la estructura utilizada por los entrenadores se modifica para considerar los movimientos adicionales que el atleta debe realizar debido a la garrocha.

Ya en la fase de aproximación el atleta genera velocidad horizontal. En Salto Largo, Salto Triple y Salto con Garrocha el resultado final está muy determinado por el nivel de velocidad horizontal en el despegue, por lo tanto, el objetivo del atleta en la fase de aproximación de estos eventos es el de arribar en su casi máxima velocidad de carrera (máxima velocidad controlable).

En el Salto en Alto la velocidad horizontal juega un papel menor en el resultado final y el objetivo del atleta es el de encontrar una optima velocidad de carrera en la aproximación. La fase de aproximación también incluye la preparación para el despegue. Es fundamental, entonces, que la velocidad de carrera sea apropiada para que la habilidad del atleta la utilice en el despegue y que el atleta permanezca en control de la velocidad.

Las características de una buena carrera de aproximación en todas las pruebas son:

– Es rápida.
– Es adecuada y consistente.
– Prepara al atleta para un potente despegue.

En la fase de despegue se determina la trayectoria de vuelo del cuerpo (y por lo tanto la máxima distancia o altura de vuelo). Los objetivos de un atleta en esta fase son:

– Asegurar que su centro de masa esté lo más alto posible en el momento del despegue.
– Agregar el máximo nivel de velocidad vertical a la velocidad horizontal generada en la aproximación.
– Despegar en un ángulo óptimo.

DESPEGUE EN LOS TIPOS DE SALTOS

Las características de un despegue efectivo son:

– El atleta debe estar ‘erguido’, el centro de masa se encuentra lo más alto posible.

– El pie de despegue se implanta firmemente en una acción rápida, plana de ‘zarpazo’ -no se estampa sobre el suelo y no existe acción de freno-.

– La rodilla de la pierna libre se impulsa desde las caderas.

– Las articulaciones de cadera, rodilla y tobillo están completamente extendidas.

En la fase de vuelo del Salto en Largo y las tres fases de vuelo del Salto Triple, los objetivos del atleta son evitar acciones que puedan reducir la distancia de la trayectoria de vuelo y ubicar el cuerpo para la caída. En la fase de vuelo del Salto en Alto y Salto con Garrocha el atleta debe evitar reducir la altura de la trayectoria de vuelo y asegurar el pasaje de la varilla.

Además, en el Salto con Garrocha los objetivos también incluyen maximizar la elevación adicional disponible desde la garrocha.

En la fase de caída del Salto en Largo y la fase final del Salto Triple el objetivo del atleta es minimizar la pérdida de distancia que se produce luego del contacto inicial del pie con el suelo. En las primeras dos caídas del Salto Triple el objetivo es realizar la transición hacia un despegue efectivo con vistas a la siguiente fase.

El objetivo del atleta en la fase de caída del Salto en Alto y Salto con Garrocha es caer en forma segura y evitar lesiones.

Artículos Relacionados