El Gimnasio es un Mundo por Descubrir

Quizá, más que la falta de tiempo, lo que te asusta de ir a un gimnasio es la posibilidad de encontrarte gente más entrenada o musculosa que tú que te hagan pensar que, en realidad, eso no es para ti. Y sí, por supuesto encontrarás gente que entrena mucho y que además se ve beneficiada por un físico que parece hecho ex profeso para eso.

Pero tú no vas hasta allí para competir. Ni ellos tampoco. Cada uno sigue su ritmo. Y si lo haces así, verás cómo ir a un gimnasio es una experiencia a la que te acabarás enganchando. No sólo por las amistades que puedes hacer o los consejos de los profesionales que trabajan, sino sobre todo por la variedad de la oferta deportiva que encontrarás a tu disposición. Verás cómo hacer ejercicio es beneficioso, siempre y cuando sea progresivo en su intensidad, aunque suficientemente intenso como para que cueste cierto esfuerzo.

Un amplio abanico de actividades

Sería imposible hacer un listado completo de las actividades que ofrece cualquier gimnasio, pues además se renuevan y amplían casi a diario. No obstante, seguro que te interesa saber algo de sus actividades más características. Las más populares son estas tres:

✔ Ejercicio Cardiovascular: Es conveniente hacerlo de manera suave, a un ritmo que no te fuerce la respiración más de lo que te puedas aguantar. En el gimnasio encontrarás muchas máquinas destinadas a este tipo de ejercicio: la cinta, la bicicleta, la elíptica, etc. Todas ellas son apropiadas para todo el mundo, adaptando siempre la resistencia, claro. Pruébalas todas con el asesoramiento de tu monitor.

✔ Actividades Dirigidas: Son clases que te resultarán muy divertidas, pues se hacen en grupo y en general con música. Además, en ellas te sentirás controlado, pues siempre se realizan con un monitor. Por esa razón, son muy aconsejables, sobre todo al principio. Encontrarás clases de todos los niveles, por lo que sólo has de consultar cuál es la que más te conviene. ¡Aunque no renuncies a probar el resto!

✔ Ejercicios de Pesas: Han de ser supervisados por un profesional. Así, cualquier posible error en el movimiento será corregido al instante. El secreto de las pesas consiste en vigilar mucho la técnica y que no necesites mucho peso para cansarte. Es decir, que fatigues el músculo de manera que se vea forzado a mejorar ante cada estímulo recibido.

Artículos Relacionados