Hafthor Bjornsson es uno de los principales representantes del fitness ante el mundo. Desde sus inicios como jugador de baloncesto, el islandés se ha preocupado siempre por su figura. Durante toda su vida se ha destacado por su físico, pese a que ha sufrido un par de transformaciones.

El atleta de fuerza profesional, que en 2020 impuso un nuevo récord mundial de Peso Muerto, ha sorprendido a sus seguidores una vez más. Tras levantar 501 Kilogramos y escribir su nombre en el libro de los Guinness World Records, Hafthor decidió bajar de peso. Cambió su entrenamiento, modificó su alimentación y logró adelgazar 55 kilogramos.

Cuando Bjornsson logró la marca mundial tenía 31 años y pesaba 205 kilos. Ahora tiene 33 años y pesa 150 kilos, cifras mucho más acordes a los 2,05 metros de altura que posee. El también actor ha lucido orgullosamente su cambio de apariencia y le he revelado a sus millones de seguidores en redes sociales cómo lo consiguió.

Hafthor Bjornsson fue coronado en 2018, en el concurso World’s Strongest Man, como el más fuerte del mundo. Atrás ha quedado este rótulo porque ahora se dedicará al boxeo. Su transformación física la ha realizado para afrontar su esperado combate contra Eddie Hall, el próximo sábado 19 de marzo, en el Dubai Duty Free Tennis Stadium.

Para poder adelgazar 55 kilos, ha pasado de ingerir 10.000 calorías al día cuando participaba en competiciones de fuerza a 4.000 calorías diarias para prepararse como boxeador.

«Mi dieta ha cambiado mucho desde mis días de ‘strong man’. Solía comer mucho ‘ojo de costilla’ y mucho arroz. La razón por la que comía ‘ojo de costilla’ es porque es mucho más magro», explicó el islandés en Youtube, unas declaraciones que recoge el diario ‘The Sun’ de Inglaterra.

LA DIETA DE HAFTHOR BJORNSSON

– Desayuno: Filete de ternera poco graso con dos huevos, avena y fruta (arándanos o fresas).

– Segunda comida: Lomo de res, arroz cocinado con caldo de pollo y espinacas.

– Tercera comida: Bacalao, espinacas y patatas.

– Cena: Pescado, arroz y calabacín.

– Quinta comida del día: Yogur sin azúcar rico en proteínas, 30 g de mantequilla de almendras y bayas.

Finalmente, Hafthor hace una recomendación crucial a la hora de afrontar cualquier dieta: «Es muy importante hacerse un análisis de sangre y ver cuál es la mejor dieta para cada uno. Muy pocas personas hacen eso, pero si quiere aprovechar al máximo tu dieta, tiene que hacerlo».

Artículos Relacionados