Las tareas motrices o ejercicios que componen una sesión de educación física pueden presentarse de dos formas bien diferenciadas: método global y método analítico. Sus principales características son:

– Explicando globalmente el ejercicio, sin distinguir partes o secuencias; haciéndolo practicar de la misma manera global a las personas alumnas.

– Dividiendo un ejercicio en las partes o secuencias consideradas más significativas; y haciendo practicar a las alumnas cada parte por separado antes de abordar la práctica del ejercicio global.

Entre ambos métodos extremos tendríamos posibilidades de análisis progresivo:

MÉTODO GLOBAL PURO

El profesor plantea la tarea motriz completa, explicándola y haciéndola practicar a los alumnos sin diferenciar partes.

Ejemplo:

«Haremos la vertical (apoyo invertido de manos); se hace de esta manera:…».

MÉTODO GLOBAL CON POLARIZACIÓN DE LA ATENCIÓN

Se explica la tarea motriz completa, pero diferenciando alguna parte o secuencia sobre la el profesor quiere llamar la atención de los alumnos; éstos la practican de forma global.

Ejemplo:

«Haremos la vertical; se hace de esta manera:… ¡Atención a la acción de empuje de los brazos en el momento de apoyar las manos en el suelo!».

MÉTODO GLOBAL CON MODIFICACIÓN DE LA SITUACIÓN REAL

Se explica la tarea motriz completa, diferenciando o no alguna parte o secuencia, y se hace practicar la globalidad de la misma, pero modificando sus condiciones de realización (material adaptado, ayuda de compañeros, etc.), de manera que la performance se vea facilitada. El profesor hace practicar la tarea en condiciones reales cuando considera que el alumno ha asimilado la práctica en condiciones modificadas.

Ejemplos de este Método Global:

– Hacer practicar la vertical con ayuda de dos compañeros, que facilitan a la «performance» la extensión de las piernas y le dan seguridad.

– Preferimos utilizar la denominación de «diseño de tareas motrices» para designar lo que otras personas autoras denominan «estrategia en la práctica», por considerar que es incorrecto aplicar el concepto de estrategia a lo que son, simplemente, diversas tipologías de diseño; evidentemente, la utilización didáctica de unas u otras de estas tipologías será un problema de estrategia, pero no lo es la simple caracterización de cada una.

MÉTODO ANALÍTICO PROGRESIVO

La tarea se divide en sus componentes, secuencias significativas o ejercicios. El profesor explica primero el componente A y lo hace practicar; después, el componente A + el componente B, y así sucesivamente hasta llegar a la tarea completa. Mientras un ejercicio no sea asimilado, no se plantea el siguiente.

Ejemplo:

Imaginemos que el profesor divide la práctica de la vertical en tres componentes:

1. Practicar el impulso de entrada.
2. Practicar el impulso de entrada, más el apoyo de manos con empuje de brazos.
3. Practicar el impulso de entrada, más el apoyo de manos con empuje de brazos, más quedarse en equilibrio mirándose las manos.

MÉTODO ANALÍTICO SECUENCIAL

De la misma manera que en el método anterior, la tarea motriz se divide en componentes o secuencias significativas. Cada componente se explica y se hace practicar como ejercicio aislado. La tarea completa se explica y se hace practicar cuando el profesor considera que cada componente ha sido asimilado por medio de los ejercicios anteriores.

Ejemplo:

1. Practicar el impulso de entrada.
2. Practicar el apoyo de manos con empuje de brazos.
3. Practicar la posición de equilibrio mirándose las manos (por ejemplo, con ayuda de dos compañeros que nos elevan el cuerpo hasta la posición).
4. Practicar la tarea completa.

MÉTODO ANALÍTICO PURO

El profesor descompone la tarea en sus secuencias significativas y asigna un valor o preferencia a cada una, en función de su dificultad de asimilación, de su importancia dentro de la tarea, etc. Después, las secuencias se presentan y se hacen practicar en el orden de valoración. De la misma manera que en el método anterior, la tarea completa se explica y se hace practicar cuando el profesor considera que cada componente aislado ha sido asimilado.

Ejemplo:

1. Practicar el apoyo de manos con empuje de brazos.
2. Practicar la posición de equilibrio mirándose las manos (por ejemplo, con ayuda de dos compañeros que nos elevan el cuerpo hasta la posición).
3. Practicar el impulso de entrada.
4. Practicar la tarea completa.

Artículos Relacionados