En el mundo del entrenamiento deportivo existen algunos conceptos fundamentales a la hora de realizar un ejercicio o planificar una rutina. Entre los muchos términos que podamos mencionar se destacan tres principalmente: la carga, el volumen y la intensidad. Aunque físicamente sus definiciones son muy parecidos, deportivamente tienen notorias diferencias que en esta oportunidad quiero compartir contigo.

👊 Carga

Las actividades físicas y/o psíquicas que debe realizar el atleta en el desarrollo de su preparación, y a los efectos que ellas producen en el organismo del deportista. Ésta representa el valor del trabajo realizado durante el entrenamiento o la competición.

Esquemáticamente, esto significa provocar en el organismo adaptaciones de tipo biológico-funcional y psicológico mediante un sistema de ejercicios físicos organizados en métodos; a través de los diferentes componentes de la carga (Tschiene, 1984). En ese orden de ideas, existen dos tipos de cargas que puedes realizar durante el entrenamiento.

✔ Carga externa o física: son aquellos datos indicadores del trabajo realizado, cuantificados por medio de parámetros que señalan la cantidad y calidad del mismo (horas, kilómetros, ejercicios, velocidad, etc). Se halla cuantitativamente mediante los componentes de la carga: duración, volumen, intensidad, densidad, y descanso.

✔ Carga interna o fisiológica: representa las modificaciones que se producen como consecuencia de este trabajo a nivel fisiológico, bioquímico, e incluso morfológico (cambios en el tipo de fibras, aumento de masa muscular, pérdida de grasa, etc.).

👊 Volumen

Es la magnitud en cantidad de la carga que puede ser expresada como kilómetros, repeticiones, tonelaje, tiempo, series, entre otras unidades de medida, que se desarrollan en una sesión, microciclo, mesociclo o macrociclo. El incremento del volumen determina el desarrollo general de los procesos de adaptación del organismo al esfuerzo. Según los teóricos del entrenamiento, existen dos tipos de volumen.

✔ Global: cuando se cuantifica el volumen de todas las cargas de diferente orientación funcional.

✔ Parcial: si el volumen de la carga se refiere a un determinado tipo de entrenamiento con una orientación funcional determinada.

👊 Intensidad

Se entiende como el aspecto cualitativo de la carga ejecutada en un período determinado de tiempo (García Manso, Navarro Valdivieso, Ruíz Caballero, 1996). De este modo, a más trabajo realizado por unidad de tiempo, mayor será la intensidad. La intensidad de entrenamiento es el criterio que controla la potencia y la especificidad del estímulo sobre el organismo, o la medida del esfuerzo que comporta el trabajo desarrollado durante el entrenamiento.

La intensidad tiene características opuestas al volumen, produce preferentemente efectos inmediatos y marginalmente efectos a largo plazo, en referencia al desarrollo de la capacidad de prestación de un sujeto en una especialidad determinada. Los principales parámetros fisiológicos que permiten definir la intensidad del entrenamiento son:

✔ La frecuencia cardíaca (FC)
✔ El consumo máximo de oxígeno (V02 máximo)
✔ El nivel de lactato en sangre.

25Shares

Artículos Relacionados