Venus Williams es una de las mejores tenistas de todos los tiempos. Ganó 49 torneos individuales de la WTA, entre los que se destacan 7 de Grand Slam. En dobles ha conseguido 16 títulos, todos ellos junto a su hermana Serena Williams, y también logró 5 Medallas de Oro en los Juegos Olímpicos.

Además, fue la primera jugadora afro-americana en ser la número 1 de la clasificación de la WTA. Sin embargo, las lesiones y los problemas personales han alejado de las canchas en repetidas ocasiones. Es más, su ausencia en los últimos torneos hace pensar que el fin de su carrera profesional está muy cerca. Esta es su increíble historia:

Venus Ebony Starr Williams Price nació en Lynwood, California, el 17 de junio de 1980. Es hija de Richard Williams y Oracene Price; actualmente divorciados. Tiene 4 hermanas: Yetunde, Isha, Lyndrea y Serena.

Cuando las cinco hermanas Williams eran niñas se mudaron a una casa humilde de Compton, un barrio donde abundan las pandillas. Su padre Richard, quien fue también su primer entrenador, solía llevarlas a las canchas de tenis con la esperanza de que, algún día, al menos una de ellas pudiera alcanzar la gloria deportiva y poder así mudarse a un lugar mejor.

Todas sus esperanzas estaban puestas sobre Venus, que desde temprana edad se convirtió en una de las mejores jugadoras jóvenes de California; y, junto a su hermana Serena, compartió la cabeza de serie como las mejores tenistas jóvenes de California por largos períodos.

En 1991 la familia Williams se trasladó a Florida, con el fin de que Venus y Serena asistieran a una prestigiosa escuela de tenis, la Delray Beach. Ahí se formaron como auténticas deportistas de élite, entrenando seis horas al día durante seis días a la semana.

INFANCIA DE VENUS WILLIAMS

Venus debutó como jugadora profesional el 31 de octubre de 1994 en Oakland. En aquella ocasión no sólo derrotó a su compatriota Shaun Stafford (número 58 del ránking mundial), sino también a la que era en aquel entonces la número 2, la española Arantxa Sánchez Vicario.

Desde entonces ha tenido una carrera muy exitosa. Su mayor proeza fue haberse convertido en la primera mujer negra que llegó a la cima del ranking mundial de la WTA; hecho que consiguió en febrero de 2002. «Soy la mejor jugadora del mundo. Es excitante y va a ser mío al menos esta semana», dijo sobre este logro. Estuvo en dicha posición durante 11 semanas en tres períodos. Sin embargo, su compatriota Althea Gibson fue considerada la mejor del mundo en el período previo al ranking.

A lo anterior, habría que agregar el 1-2 que hizo con Serena en dicho listado, siendo las primeras hermanas en lograr tal hazaña; aunque su hermana le robaría protagonismo, derrotándola en cuatro finales consecutivas de Grand Slam (Roland Garros, Wimbledon y US Open 2002 y Australia 2003), lo que una vez más ratificaría el innegable dominio que sobre las demás jugadoras tenían las hermanas Williams; dominio que se ve patente en los momentos de lucidez en el juego de las estadounidenses, quienes en varias ocasiones han sorprendido con inesperadas reapariciones.

Cuando Venus y Serena ganaron en 1999 el Abierto de Francia en dobles femeninos, se convirtieron en las primeras hermanas en obtener el título en el siglo XX.

Desafortunadamente, una tragedia familiar sacudió a las hermanas Williams en aquel momento en el que dominaban el tenis a su antojo. La hermana mayor, Yutende Price, fue asesinada con arma de fuego en la zona de Compton, en la mañana del 14 de septiembre de 2003.

LAS HERMANAS WILLIAMS

Este hecho, enlazado al divorcio de sus padres, llevó a que se viera un tanto distanciada de las canchas y a ser duramente criticada por los especialistas del deporte blanco, quienes pensaban que estaba en el ocaso de su carrera.

Como si fuera poco, Venus se vio involucrada en un accidente de tránsito que causó una muerte. La policía local afirmó que la estrella de tenis cometió una infracción en un cruce de calles al cambiar de carril, tal como recogen los medios estadounidenses. Según Linda Barson, conductora y esposa de la víctima, ella golpeó el automóvil de Williams porque no alcanzó a frenar a tiempo provocando la muerte de una persona de 78 años de edad.



La Historia de Serena Williams: La Mejor Tenista del Mundo 🎾


Por todos estos problemas, el 2004 fue un año que pasó casi desapercibido para la tenista estadounidense, pero su historia no paró allí. En el 2005, alejada de todo favoritismo y habiendo ganado tan solo un torneo en lo que iba del año, se presentó al prestigioso torneo de Wimbledon, que había logrado conseguir en dos ocasiones.

Partiendo como cabeza de serie número 14 del certamen, de forma silenciosa y con buen ritmo, arribó a la final, no sin antes vencer de forma contundente a la defensora del título y entonces número dos del mundo, la rusa María Sharápova, en solo dos parciales.

La final la enfrentaba contra una de sus grandes contrincantes en las pistas: su compatriota Lindsay Davenport, número uno de aquella época, a quien venció en tres sets, ganando un partido que tenía prácticamente perdido al levantar un punto para partido.

LOS RÉCORDS DE VENUS WILLIAMS

Se convirtió así en la jugadora en toda la historia del certamen con menor preclasificación que conseguía levantar el trofeo de Wimbledon; a lo que se añadió el hecho de ser la final femenina más larga de la historia del prestigioso torneo, pues el enfrentamiento se prolongó a 2 horas y 45 minutos de juego.

Pese a ese gran año, el 2006 no fue muy productivo para la mayor de las Williams. Cayó en primera ronda del Abierto Australiano y en cuartos de final de Roland Garros; además, no pudo defender con éxito la corona obtenida en el césped londinense el año anterior (terminándose así la hegemonía de las hermanas Williams en Wimbledon, pues Venus había arribado a la final en 2000 y 2001 (ganando), 2002 y 2003 (perdiendo con su hermana Serena) y 2005 (ganando también); por su parte, Serena hizo lo propio en los años 2002, 2003 y 2004 (siendo este el único año que hasta entonces otro apellido distinto a Williams, se bañaba de gloria). No ganó ningún torneo en esa temporada.

En el 2007, en su primera aparición del año, logró coronarse como campeona del torneo de Memphis. Obtuvo así un nuevo título después de casi dos años, ya que hasta entonces su última corona la constituía la bandeja que acredita a la campeona de Wimbledon, en 2005.

En la final derrotó a la ascendente israelí Shahar Peer, quien en Australia había dado muestras de ser una fuerte rival a batir por las jugadoras experimentadas del circuito. En la final de Wimbledon de ese año venció a la francesa Marion Bartoli ganando con esto su cuarto torneo en el abierto inglés.

EL SÍNDROME DE SJÖGREN

En el 2008, repitió la corona de Wimbledon, defendiéndola ante su hermana Serena. Después de un lento inicio, Venus logró afianzarse y ganar el juego en dos sets.

Sin embargo, lo peor estaba por venir. Los siguientes tres años marcaron el ocaso de una de las mejores tenistas de todos los tiempos. Después de varios lesiones y enfermedades, a fecha de agosto de 2011 ocupaba el puesto 36 del ranking mundial.



Update on My Life - May 2022 | Venus Williams


El 1 de septiembre de 2011 anunció su retiro del US Open, cuando debía de enfrentarse en segunda ronda a la alemana Sabine Lisicki, debido a que le diagnosticaron Síndrome de Sjögren. Una extraña enfermedad que comparte con solo el 2% de la población mundial. Un trastorno autoinmunitario, es decir, una condición en la que el organismo ataca por error al tejido sano y del que aún no se conocen causas.

Este raro síndrome causa resequedad en los ojos, la boca y en todas las mucosas que lubrican y suavizan algunos órganos o partes del cuerpo -como la laringe, la tráquea y la vagina. Puede incluso secar los riñones y los pulmones.

«Recientemente he sido diagnosticada con el síndrome de Sjögren, una enfermedad autoinmune que afecta mi nivel de energía y causa fatiga y dolor en las articulaciones. He disfrutado mi primer partido aquí y ojalá pudiera seguir, pero ahora mismo no puedo», expresó la tenista en aquel entonces.

Desde entonces, la carrera profesional de Venus Williams perdió el brillo que había alcanzado. Estuvo varios años sin ganar, hasta que en 2015 conquistó su título número 46 en Auckland venciendo a la danesa Caroline Wozniacki en la final. Pese a la conquista, encadenó varias derrotas y eliminaciones.

LA CARRERA DE VENUS WILLIAMS

En el Australian Open cayó en cuartos de final ante la estadounidense Madison Keys. En Roland Garros perdió sorpresivamente ante la norteamericana Sloane Stephens en primera ronda.

Mientras que en Wimbledon fue derrotada por su hermana Serena en cuarta ronda por parciales. En el US Open cayó en cuartos de final nuevamente ante Serena. Y en 2017 perdió en la final del Abierto de Australia otra vez ante su hermana menor.

En el Torneo WTA de San Petersburgo cayó en su debut (en 2.ª ronda) ante la francesa Kristina Mladenovic. Volvió a competir en el Masters de Indian Wells donde perdió en cuartos de final ante la rusa Yelena Vesnina. En el Masters de Miami cayó en semifinales ante la australiana Johanna Konta. En el Torneo de Charleston perdió en su debut ante la alemana Laura Siegemund.

Luego, en la temporada de tierra batida llegó hasta cuartos de final en el Masters de Roma y hasta la cuarta ronda en Roland Garros. En Wimbledon perdió la final ante la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza. En el Masters de Canadá cayó en tercera ronda ante la ucraniana Elina Svitolina en apenas 1 hora de juego. Y en el Masters de Cincinnati fue derrotada en segunda ronda sorpresivamente por la australiana Ashleigh Barty.

En el Abierto de Estados Unidos llegó hasta semifinales jugando a un gran nivel, pero perdió frente a la estadounidense Sloane Stephens. En el Torneo de Hong Kong venció a la japonesa Risa Ozaki en primera ronda y perdió en la siguiente fase frente a la también nipona Naomi Osaka. Cortó su mala racha en las WTA Finals, donde llegó hasta la final luego de pasar el Round Robin. Sin embargo, en la final perdió ante la danesa Caroline Wozniacki.

TÍTULOS Y TROFEOS

Como si fuera poco, el 2018 fue un año muy difícil para Venus Williams. Cayó a las primeras de cambio en el Torneo de Sídney y en el Abierto de Australia. Logró sus primeros triunfos del año en la Copa Federación ante las neerlandesas Arantxa Rus y Richel Hogenkamp.

Pero, tras no poder superar los problemas de salud que la alejaron en los mayores tramos de las temporadas 2019, 2020 y 2021, decidió no participar en el Abierto de Estados Unidos, uniéndose con su hermana Serena Williams, lo cual fue la primera vez en 18 años que este torneo de tenis no contó con sus presencias. Un hecho que muchos aficionados ya interpretan con una posible retirada del tenis profesional.

A la espera de que sea ella misma quien anuncie su retiro o sorprenda con su regreso a las canchas, por ahora su último partido fue el que perdió ante la taiwanesa Su-Wei Hsieh, en el Chicago Women’s Open, el 23 de agosto de 2021. Su último título lo ganó en el 2016, en Kaohsiung y un año después disputó sus últimas finales: en el Abierto de Australia y en Wimbledon.

En resumen, a nivel individual ha ganado una medalla de oro en los Juegos Olímpicos (en Sídney 2000), 1 WTA Tour Championships (en 2008), 5 Wimbledon (en 2000, 2001, 2005, 2007 y 2008) y 2 Abiertos de Estados Unidos (en 2000 y 2001).

Además de esos 7 títulos, disputó también 9 finales de Grand Slam (7 de ellas las perdió con su hermana Serena).

FORTUNA Y RETIRO DE VENUS WILLIAMS

En dobles, conquistó cuatro medallas olímpicas más: tres de oro (en Sídney 2000, Pekín 2008 y Londres 2012) y una de Plata (en dobles mixtos en Río de Janeiro 2014), 4 Abiertos de Australia (en 2001, 2003, 2009 y 2010), 2 Roland Garros (en 1999 y 2010), 6 Wimbledon (en 2000, 2002, 2008, 2009, 2012 y 2016) y 2 Abiertos de Estados Unidos (en 1999 y 2009).

Además de esos 14 trofeos, conquistó dos Grand Slam en dobles mixtos (el Abierto de Australia y el Roland Garros en 1998) haciendo equipo con Justin Gimelstob; y perdió la final de Wimbledon (en 2006) en la dupla con Bob Bryan.



Serena Williams v Venus Williams Full Match | Australian Open 2017 Final


Gracias este impresionante palmarés, se estima que durante su carrera Venus Williams ganó más de 42 millones de dólares. La primera marca deportiva que se fijó en ella fue Reebok, cuando apenas tenía 11 años. Sin embargo, el primer contrato importante se lo hizo en 1995 cuando le pagó 12 millones de dólares por cinco años. Una cifra que superó ampliamente la oferta de Nike, que rondaba los 3 millones de dólares.

Tiempo después, la prometedora tenista estadounidense firmó el contrato publicitario más grande en la historia del deporte femenino mundial (hasta ese momento). A sus 20 años, Venus recibió 40 millones de dólares por cinco años. Algunas de estas impresionantes cifras fueron reveladas en la película ‘King Richard’, que se estrenó el 19 de noviembre de 2021 y que recorre los primeros años de la vida de Venus y Serena Williams.

Además de su próspera carrera en el tenis, Venus es dueña de una línea de ropa deportiva llamada ‘EleVen’, una empresa de dietas a base de plantas ‘Happy Vikings’ y una firma de diseño de interiores ‘V Starr’. También tiene premios en metálico y acuerdos de patrocinio para sumar a su fortuna. Según el portal ‘Spotrac’, Venus tiene un estimado valor neto de 95 millones de dólares.

Así termina la increíble historia de Venus Williams, quien actualmente tiene 42 años y ocupa el puesto 571 del ranking mundial de la WTA. Una mujer que desde niña tuvo muy claro lo que iba a ser: una de las mejores tenistas de toda la historia. Incluso después de dos décadas, es uno de los principales ejemplos para la generación más joven de atletas, incluso fuera del tenis.