Si sigues una dieta balanceada, variada, y que no excluye nada siempre que sea en cantidades equilibradas, no necesitas ninguna suplementación nutricional.

Aún así, creo que vale la pena dedicar algunas líneas a este tema que veo poco transparente y sobre el que mucha gente me pregunta, supongo que un poco condicionado por las cualidades casi milagrosas que se atribuyen a este tipo de productos. Algo que entiendo, pues seguro que tú también quieres sacar el máximo provecho a tu entrenamiento y por eso, si alguien (un amigo, un vendedor de una tienda, un anuncio televisivo) te asegura que unos batidos o unas pastillas te va a ayudar a potenciar los resultados, es lógico que te plantees recurrir a ellos.

La suplementación nutricional, como su nombre indica, tiene como misión suplir las posibles carencias que tenga una dieta. Pero yo soy de la opinión que eso mismo te lo da el comer sano y variado. Si comes así, obtendrás todas las kilocalorías y nutrientes que necesitas sin tener que recurrir a ningún suplemento. Aunque, por supuesto, ningún fabricante de estos productos te lo va a decir. Sería tirar piedras contra su propio tejado. Más bien hacen todo lo contrario con el objetivo de crear una necesidad en el subconsciente del deportista. Estos suplementos se dividen en dos categorías:

✔ Los complejos multivitamínicos.
✔ Los batidos.

Por mi parte, no tengo nada en contra de los primeros, los complejos multivitamínicos, pues considero que en general son una buena manera de estar seguro de que las vitaminas y minerales que necesitas están en los rangos adecuados. En cambio, tengo mis dudas con los segundos, los batidos. Por su alto contenido calórico creo que sólo deben tomarse cuando las comidas ingeridas a diario no sean suficientes y no lleguen a las kilocalorías necesarias para el entrenamiento. Pero esto sólo ocurre con un nivel de entrenamiento muy alto, superior a las 2.000 kilocalorías diarias. Así los deportistas de fondo con actividades de larga duración, sí les recomiendo fuentes alternativas de energía. Pero sólo a ésos.

La mayoría de los que me preguntan por suplementación son los que buscan un aumento de la masa muscular por el simple hecho de tener más músculo. Y yo no soy nada partidario de tener más masa muscular de la necesaria. Por eso creo que la suplementación en este caso es una inversión innecesaria y cara, cara económicamente hablando, pero también cara en cuanto al esfuerzo que hay que realizar, cara en cuanto al desgaste articular que provoca el entrenamiento exclusivo para hipertrofiar, y cara para el sistema digestivo, que se ve muy forzado con estos productos.

34Shares

Artículos Relacionados