Existen cuatro tipos de saltos en el atletismo: salto largo, salto triple, salto alto y con salto garrocha. A primera vista podrían parecer como muy diferentes entre sí. Pero, desde un punto de vista técnico, todos tienen similitudes en algunas de sus fases.

Teniendo esto claro, profundizaremos un poco más sobre el triple salto. Éste consiste en recorrer la máxima distancia posible en el plano horizontal a partir de tres saltos tras una carrera. Se divide en las siguientes fases: aproximación, rebote, paso y salto. Las últimas tres fases se pueden dividir en despegue, vuelo y caída.

– En la fase de aproximación el saltador acelera para mantener una velocidad controlable.

– En la fase de rebote el saltador ejecuta el movimiento rápidamente y en forma plana, cubriendo alrededor del 35% de la distancia total.

– La fase de paso es la parte más crítica del salto triple. En esta etapa el saltador cubre alrededor del 30% de la distancia total.

– En la fase de salto el atleta despega con pierna opuesta y cubre alrededor del 35% de la distancia total.

FASE DE APROXIMACIÓN

Los objetivos son lograr la máxima velocidad y ubicar el cuerpo para el despegue. Tiene la siguientes características técnicas:

– La carrera de aproximación varía entre 10 pasos (principiantes) y más de 20 pasos (saltadores de alto nivel).

– La técnica de carrera es similar a la de la carrera de velocidad.

– Los pasos tienen una frecuencia que aumenta al final de la carrera de aproximación.

– La velocidad aumenta continuamente a lo largo de toda de la carrera.

– El implante del pie es activo con un rápido movimiento hacia «abajo y atrás».

FASE DE REBOTE EN EL SALTO TRIPLE

El objetivo es lograr un vuelo largo y plano con una mínima pérdida de velocidad horizontal. Tiene la siguientes características técnicas:

– La dirección de despegue es hacia adelante, no hacia arriba.

– Muslo de la pierna libre es impulsado hacia la posición horizontal.

– Pierna libre es llevada hacia atrás extendida.

– Pierna de despegue es impulsada hacia adelante y arriba con un movimiento circular, luego extendida hacia adelante para prepararse para el contacto con el suelo.

– El tronco se mantiene erguido.

– Los miembros libres lejos y atrás antes del apoyo.

FASE DE PASO

El objetivo es igualar la duración del rebote, es decir lograr la misma altura que en el rebote. Tiene la siguientes características técnicas:

– El implante del pie es activo y rápido con un movimiento hacia «abajo y atrás».

– Pierna delantera casi totalmente extendida.

– Se utiliza el doble balanceo de brazos siempre que sea posible.

– Muslo de la pierna libre más alto que la horizontal.

– La posición del tronco es erguida.

– Pierna libre está extendida hacia delante y abajo.

– El miembro superior libre está lejos y atrás antes del apoyo.

FASE DE SALTO

El objetivo de esta fase es despegar potentemente en un óptimo ángulo de despegue. Tiene la siguientes características técnicas:

– El implante del pie es activo y rápido con un movimiento «hacia abajo y atrás».

– Pierna de apoyo se extiende completamente en el despegue.

– Se utiliza la doble acción de brazos cuando sea posible.

– Posición erguida del cuerpo.

– Se utiliza la técnica de colgado o suspendido en el aire.

– Piernas casi totalmente extendidas en la caída.

Artículos Relacionados