Cada vez son más las parejas que hacen ejercicio juntos. Bastante común se ha vuelto ver los gimnasios llenos de novios entrenando de manera simultanea. A raíz de ello, ha surgido una gran pregunta que merece en esta oportunidad tener mi respuesta: ¿las mujeres deben entrenar igual o diferente a los hombres? Consciente de quizá tu también te la has hecho en algún momento, déjame contarte a continuación lo que yo pienso sobre el tema.

Arranquemos por entender que técnicamente si lo puede hacer, ya que anatómicamente puede ejecutar los mismos movimientos y ejercicios que realizan los hombres, y pueden igualmente exigirse al máximo en los pesos que mueven o levantan. Otra cosa es si deben o no entrenar como lo haría un hombre. Aquí se entraría a hablar en términos de rutina haciendo mención a los ejercicios como tal y al entrenamiento en sí.

En términos de intensidad, una mujer debe entrenar igual que un hombre si hablamos de la relación peso levantado-peso corporal. Es decir, un hombre «grande» levanta buenos pesos porque es hombre, la testosterona natural le ayuda y porque su peso corporal es relativamente alto. Una mujer también puede levantar buenos pesos (no el mismo peso que un hombre, en la mayoría de los casos) en relación a su propio peso corporal y al hecho de que es mujer (sin quitarle prestigio al sexo femenino).

Cuando hablamos en términos de intensidad, hacemos referencia a una sesión o rutina de pesas que sea relativamente corta (no más de 60 minutos), y en donde se muevan o levanten pesos que de verdad exijan un alto grado de esfuerzo. Eso de hacer muchas repeticiones con un peso bajo es solo una pérdida de tiempo si lo que buscas es ganar masa muscular, ya que solo estarías estimulando en gran medida las fibras de contracción lenta, y para «crecer» se necesita estimular las fibras de contracción rápida, lo cual se logra por medio de hacer series de entre 12 y 15 con un peso bueno (60-70% del máximo).

Siguiendo por esa línea, no está de más advertir que, las mujeres también deben hacer ejercicios para trabajar los músculos del miembro superior como espalda y pectorales. Así como nosotros debemos trabajar la parte inferior, ellas no deben descuidar los músculos de la parte superior. Tranquilas que nunca se verán como un hombre ya que aumentarán su masa corporal proporcional de manera femenina, y en mayor medida en las piernas y glúteos.

En resumidas cuentas, evidentemente las chicas pueden (además de que deberían) entrenar igual que los chicos siempre y cuando estemos hablando de ejercicios e intensidad. Pero, si hacemos referencia a las cargas, lo más recomendado es que ellas entiendan que no es conveniente esforzarse más de la cuenta por querer levantar los mismos pesos de nosotros. Y no lo digo desde el punto de vista machista, como muchas piensan.

79Shares

Artículos Relacionados