Uno de los errores más comunes que comenten las personas cuando están iniciando un proceso de entrenamiento, sea en el área que sea, es realizar el estiramiento de forma equivocada, bien sea con los ejercicios utilizados o con el lugar que ocupan dentro de la rutina o sesión. Consciente de ello, en esta oportunidad hablaremos sobre el tema y especialmente sobre los diferentes tipos de estiramientos que debemos incluir para un mejor rendimiento en nuestra práctica.

Antes de entrar en materia, vale la pena recordar que, el estiramiento hace referencia a la práctica de ejercicios suaves y mantenidos que preparan los músculos para un mayor esfuerzo y para aumentar el rango de movimiento en las articulaciones. En otros términos, es el alargamiento del músculo más allá de la longitud que tiene en su posición de reposo. Además, ayuda para que la recuperación sea mucho más rápida y efectiva. En ese orden de ideas, queda bastante claro que obligatoriamente también debemos realizar este tipo de ejercicios después o al final de cada sesión. Ahora si miremos qué tipo de estiramiento es el que debemos realizar según el momento de la rutina.

👉 Estático: Consisten en estirar en reposo, se estira el musculo hasta una determinada posición y se mantiene durante 10 a 30 segundos. Implica estirar hasta el limite de lo confortable. Ideal para la recuperación.

👉 Dinámico: Consisten en estirar dando impulso o agregando movimientos pero sin exceder los limites de los estiramientos estáticos. Ideal para el calentamiento.

👉 Activo: Es un tipo de estiramiento estático, consiste en estirar usando el musculo antagonista sin asistencia externa. También es muy útil para la etapa inicial del entrenamiento.

👉 Pasivo: Es un tipo de estiramiento estático en el que ejerce una fuerza externa (otra persona) sobre el miembro a estirar. También es recomendado para la fase final de la sesión.

👉 Balísitico: Es como el estiramiento dinámico pero forzando los limites de los musculares. Se realiza de forma rápida y con rebotes. Lo puedes realizar antes o durante la rutina.

👉 Isométrico: Es un tipo de estiramiento estático en el que los músculos implicados hacen fuerza en contra del estiramiento, se tensan los músculos implicados para reducir la tensión. También se pueden hacer durante el entrenamiento.

👉 Facilitación Neuromuscular Propioceptiva: Es una técnica combinación de estiramiento estático e isométrico, consiste en un estiramiento estático seguido de una contracción isométrica contra resistencia desde la posición de estiramiento, para lograr una relajación seguida de un nuevo estiramiento estático que incrementa el rango de movimiento. Se utilizan para mejorar los rangos de amplitud de la persona.

246Shares

Artículos Relacionados