Uno de los términos más antiguos del entrenamiento deportivo es la Autocarga. Desde aquellos tiempos de guerra en Roma y Grecia se habla de este concepto que, en todo caso, ha sufrido muchas variaciones con el pasar de los años. Dicho en otras palabras, actualmente se le ha dado una connotación e importancia muy distinta a la de antes. Es por eso que resulta fundamental conocer un poco más sobre este llamativo tema.

Arranquemos por reconocer que, cuando hablamos de autocarga hacemos referencia a los ejercicios que utilizan nuestro peso corporal como resistencia. Los individuos deberíamos aprender a manejar nuestro propio peso corporal antes de emplear una sobrecarga, por lo que estos ejercicios resultan excelentes para los principiantes. También son muy efectivos para las personas que quieren desarrollar su fuerza muscular pero que están poco dispuestas a ir a un gimnasio o dedicar demasiado tiempo a la actividad.

Entre los ejercicios más populares encontramos las flexiones de brazos, los fondos de tríceps, las dominadas, las sentadillas, las zancadas, entre otros que cargan buena parte de nuestro peso en cada movimiento. Mientras los realizas te das cuenta que en realidad el peso a levantar no es nada liviano, sino que en la mayoría de los casos estamos cargando gran porcentaje de nuestro cuerpo y por ende, la intensidad no es baja.

Según algunos investigadores, en la sentadilla movilizamos alrededor del 90% de nuestro propio peso, mientras que en las flexiones de brazos cargamos el 60% de nuestro peso corporal. En el caso de las dominadas, cómo sólo cargamos el peso con las manos y en contra de la gravedad, trabajamos hasta con un 98% de nuestro peso corporal, quizá de allí viene la gran dificultad del ejercicio y su elevada intensidad.

En ese orden de ideas, los ejercicios de autocarga no son fáciles de realizar, ya que se requiere de una técnica correcta para no dañar las articulaciones, más allá que si son muy cómodos y nos permiten trabajar sin salir de casa. Además, su intensidad nos permite ver grandes resultados en poco tiempo. Incluyendo estos ejercicios en nuestra rutina conseguiremos aumentar la fuerza muscular y tonificar nuestros músculos.

12Shares

Artículos Relacionados