Una de las quejas más frecuentes de las personas que inician un plan de entrenamiento de la fuerza está relacionada con la tardanza de los resultados. Bastante común resulta escuchar en los pasillos del gimnasio preguntando a los entrenadores por qué no logran conseguir el cuerpo que desean si están cumpliendo con los trabajos indicados.

Pero, no hay que olvidar que, los resultados están determinados por varios factores entre los que se destaca una buena alimentación, un descanso adecuado y un entrenamiento individualizado. Es decir, si tu objetivo es ganar masa muscular, entonces debes ejecutar un método muy distinto al que deberían apostarle quienes desean simplemente tonificar su cuerpo.

A raíz de ello, la mayoría de teorías que se han escrito al respecto aseguran que para aumentar la masa muscular se deben realizar menos repeticiones y más peso, y para tonificar todo lo contrario, más repeticiones y poco peso. Sin embargo, recientes investigaciones ponen en duda a estos expertos. Un meta-análisis de 13 estudios publicados en la revista ‘Sports Medicine’ revela que entrenar con peso ligero puede también ayudarte a construir músculos grandes y fuertes.

Los sorprendentes resultados revelan que, cuando las personas realizan ejercicios con peso menor al 60% de su repetición máxima de fatiga, vieron resultados equivalentes a la de sus contrapartes que levantaron un mayor peso durante seis semanas, explica el autor del estudio, el doctor Brad Schoenfeld, Especialista Certificado en Fortalecimiento y Acondicionamiento Físico.

Aunque Schoenfeld no puede estar seguro hasta que se realice más investigación, cree que los participantes aumentaron el tamaño de sus músculos de contracción lenta, debido a que estuvieron más tiempo en tensión. Eso significa que los hombres que no pueden cargar pesado por alguna lesión, pueden continuar con el incremento de fuerza y de masa muscular a una velocidad comparable con los que sí pueden.

Incluso si puedes cargar pesado, deberías considerar levantar cargas con poco peso de vez en cuando, sugiere Schoenfeld. Aumentarás al máximo el potencial de tus músculos, al trabajar las fibras de contracción rápida y lenta. Además, cargas más ligeras, someten a menos estrés tus articulaciones, tendones y ligamentos, que con cargas más pesadas, disminuyendo el riesgo de lesionarte. Schoenfeld recomienda entrenar con peso ligero un día a la semana o cada dos semanas.

26Shares

Artículos Relacionados