Una de las preguntas más frecuentes que se realizan las personas cuando inician un plan de entrenamiento de la fuerza es si las personas que más sudan adelgazan más rápido. Bastante común se ha vuelto escuchar en los pasillos del gimnasio y en diferentes foros virtuales que se realicen todo tipo de cuestiones con respecto a este interesante tema del cual tendrás en esta ocasión mi opinión.

Arranquemos por reconocer que muchos son los entrenadores o instructores que equivocadamente recomiendan utilizar bolsas o plásticos debajo de la ropa para sudar más y bajas de peso en menos tiempo. La razón es una sola y tiene que ver con ellos solamente saben levantar mucho peso y no conocen la verdadera función de un determinado ejercicio en la estructura fisiológica del ser humano. Según ellos, el sudor representa la grasa que expulsa nuestro cuerpo cuando hacemos ejercicio y por eso la clave está en hacer que sus clientes expulsen la mayor cantidad de liquido posible.

Sin embargo, bastante claro debe estar que, el sudor es producido generalmente como un medio de refrigeración corporal conocido como transpiración. También puede ser causado por una respuesta física a la estimulación y el miedo, ya que estos estímulos aumentan la excitación que el sistema nervioso simpático ejerce sobre las glándulas sudoríparas. Teniendo clara su definición, déjame compartirte a continuación 5 mitos sobre el sudor y su verdadera relación con el ejercicio físico.

😓 ¿Mientras más sudo más adelgazo?
Aunque esta es una las mentiras más grandes que se puede escuchar entre la gente, en ningún caso se eliminan grasas cuando transpiramos. Para lograrlo, solo sirve el ejercicio físico prolongado en el tiempo. Mediante el sudor solamente perdemos agua y sales minerales. Así que no pierdas más tu tiempo poniéndote bolsas o cosas plásticas debajo de tu ropa para sudar más y adelgazar más.

😓 ¿Los ancianos sudan menos que los jóvenes?
Evidentemente sí. Un adulto pierde en verano unos 600 centímetros cúbicos de agua al día a través del sudor. Con los años, las glándulas sudoríparas envejecen y enfrían menos nuestro cuerpo. Por eso, los ancianos sufren más golpes de calor y transpiran menos que los jóvenes o adultos.

😓 ¿Cuánto más se bebe, más se suda?
Este es otro de los mitos urbanos que tampoco es cierto aunque pareciera que si. La razón de su falsedad es una sola y tiene que ver con que el órgano que se encarga de controlar los líquidos que hay en el cuerpo es el riñón. En todo caso, debemos hidratarnos muy bien antes, durante y después de realizar ejercicio físico intenso.

😓 ¿Se agotan las reservas de cobre, hierro y magnesio cuando sudo?
Pese a que varias son la teorías que aseguran que si, muchos más son los estudios que han demostrado que esto no ocurriría ni aunque hiciéramos deporte durante ocho horas seguidas. Se trata de minerales fundamentales para funcionar en el día a día y nuestro organismo nunca prescindiría de ellos.

😓 ¿Los sedentarios sudan menos?
Aunque hay algunas excepciones, generalmente sí. Sus glándulas sudoríparas tienen menos actividad y van perdiendo su capacidad de enfriamiento. Además, el músculo del deportista contiene alrededor de un 70 a 75% de agua, a diferencia del músculo de una persona sedentaria, cuyo contenido de agua alcanza entre el 50 a 60%. En ese sentido, los sedentarios tienen menos agua que perder en comparación con una persona fitness.

19Shares

Artículos Relacionados