Los seres humanos nos enfrentamos a una nueva pandemia. Las autoridades de todo el planeta están en alerta máxima ante la propagación del Coronavirus, una enfermedad que nos está afectando a todos; directa e indirectamente.

El deporte no ha sido ajeno a esta desgracia. La mayoría de ellos se han visto obligados a suspender sus actividades como medida de prevención, poniendo la vida de los deportistas y los espectadores por encima de todo. El llamado es a permanecer en casa y evitar que el virus se siga propagando.

Esta medida ha obligado al cierre de lugares públicos como bares, restaurantes, centros comerciales y colegios. Algunos gimnasios también han decidido cerrar sus puertas por algunos días. Otros seguirán abiertos para que sus clientes puedan continuar con el entrenamiento. Si el tuyo ya lo cerraron, puedes entrenar en la casa; pero si sigue funcionando, deberías tener en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Prevención y tratamiento del coronavirus

En la actualidad no existe una vacuna o un tratamiento antiviral específico que se recomiende para el COVID-19. La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, la OMS siempre recomienda medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:

– Evitar el contacto cercano con personas enfermas.

– Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

– Quedarse en casa si está enfermo.

– Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y luego botarlo a la basura.

– Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, usando un producto común de limpieza de uso doméstico en rociador o toallita.

– Seguir las recomendaciones sobre el uso de mascarillas o tapabocas. Solamente las personas que están enfermas o que presentan síntomas del COVID-19 deberían usarlos para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a los demás.

– Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer, y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

– Si no cuenta con agua ni jabón, use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Lávese las manos siempre con agua y jabón si están visiblemente sucias.

Recomendaciones de salud en el gimnasio

Es cierto que salir de la casa e ir al gimnasio aumenta las posibilidades de ser contagiado con el coronavirus. Sin embargo, puedes tener en cuenta algunas recomendaciones que disminuirán ese riesgo. Pon en práctica los siguientes consejos, para que puedas seguir yendo al gimnasio sin ningún problema.

– Lleva una toalla y úsala en todo momento. Con ella te puedes secar el sudor y evitar que tus manos toquen alguna otra parte de tu cuerpo, especialmente la cara. También la puedes poner sobre los bancos y/o las máquinas para evitar el contacto directo con tu piel.

– Limpia todo antes y después de usarlo. Uno de los principales mandamientos del gimnasio es limpiar los bancos y las máquinas después usarlas. Por estos días es vital que uses un líquido desinfectante (que debería ser proporcionado por el gym) antes y después de cada ejercicio. Esta misma medida la debes aplicar con las mancuernas, las barras y el multifuerza.

– Evita las zonas congestionadas. Si vas a utilizar las pesas y hay mucha gente en esa área, puedes irte a entrenar a la zona de cardio o la de las barras. Recuerda que una de las principales recomendaciones de la OMS para prevenir el coronavirus es evitar los grupos grandes de personas.

– Entrena con guantes limpios. Aunque para muchos resulta incómodo usar guantes, por estos días es vital entrenar con ellos. Lo ideal sería utilizar unos que cubran toda tu mano y así evitar el contacto directo con los objetos del gimnasio. También es muy importante que los laves cuando llegues a casa o que, por lo menos, los desinfectes con un gel o líquido apropiado.

– Recorta los tiempos de descanso. Mientras más tiempo pases en tu casa y menos en el gimnasio, mejor. Por estos días de alerta puedes realizar algunos cambios en tu rutina para reducir su tiempo de duración. Si no quieres bajar la carga o la intensidad, puedes descansar menos tiempo. Lo recomendado serían sesiones de entrenamiento de no más de 1 hora.

Por ultimo, recuerda: No hay que entrar en pánico pero hay que tomarse la epidemia muy en serio.

Artículos Relacionados