En el entrenamiento de la fuerza, como en el amor, si te dejas llevar por la monotonía las cosas no funcionarán. Dicho de otra manera, si haces siempre los mismos ejercicios, levantas los mismos pesos y sigues la misma rutina, pasará mucho tiempo antes de que logres ver los resultados.

Siguiendo con la analogía entre el amor y el entrenamiento, recuerda que en la variedad está el placer. La idea es que utilices variantes en los ejercicios tradicionales para que le des a tus músculos diferentes estímulos y así ellos te puedan dar a ti distintas respuestas.

Lo propio recomienda BJ Gaddour, Ex-Director de Fitness de la revista Men’s Health, quien nos enseña cómo aumentar el volumen de los hombros con una variante de Elevaciones Laterales. Él asegura que este ejercicio podría ser el mejor para hacer que tus músculos sean más impresionantes, al impactar directamente sobre los deltoides laterales.

Instrucciones

Toma algunas pesas moderadamente ligeras que no te cuestan levantar. Sosténlas junto a tus costados, con una ligera curva en el codo. Párate con los pies separados al ancho de los hombros y apriete tu core, doblando los codos.

Levanta los brazos hacia los lados, manteniendo la posición del codo, hasta que alcancen la altura de los hombros. Tu cuerpo debe verse como la letra t o una cruz.

Pausa en la parte superior durante un tiempo, luego baja los pesos a un ritmo controlado de vuelta a la posición inicial.

Si no estás haciendo elevaciones laterales debes de comenzar ya. Pero incluso si ya forman parte de tu rutina, este pequeño ajuste puede maximizar tus ganancias.

«En lugar de sostener las mancuernas con las palmas hacia abajo, gira los brazos ligeramente para que sus meñiques sean más altos que sus pulgares (cómo una diagonal). De esta manera, obtendrás más activación de los deltoides laterales», dice Gaddour.

Si estás acostumbrado a las elevaciones laterales y eres un levantador experimentado, prueba la variante, sentirás la diferencia. Sin embargo, si apenas estás comenzando, debes tener cuidado con la rotación interna del movimiento y atenerte a la norma anterior.

Agarra pesos más ligeros para acostumbrarte a la nueva posición o para acostumbrarte a la nueva forma. Haz de 3 a 5 series de 10 a 15 repeticiones. Descansa 1 minuto entre series.

50Shares

Artículos Relacionados