Las famosas actividades dirigidas son los ejercicios preferidos por las mujeres en el gimnasio. Y entre tanta variedad de actividades grupales la zumba ocupa el primer lugar en el ranking de las favoritas.

Tener la oportunidad de realizar el entrenamiento en compañía de otras personas y con la asesoría de un monitor, es algo que las chicas no cambian por nada. Pero el mundo está en constante evolución y la zumba también.

Es así como ha nacido la ‘Zumba de Alta Intensidad’. Estamos hablando de una modalidad que está teniendo éxito en Europa y que se ha ido expandiendo por todo el mundo. Y quien mejor que la española Diana Serena, instructora de ‘Strong By Zumba’, para hablarnos sobre esta nueva tendencia deportiva que tiene enamoradas a las mujeres.

«Los movimientos son similares a los que se practican en un entrenamiento HIIT. No requieren elementos extras, son sencillos y, a diferencia de los demás programas basados sobre los mismos principios, en zumba de alta intensidad todos los movimientos están sincronizados con la música; haciendo de este programa un entrenamiento efectivo, divertido y motivador”, explica la experta.

Este modalidad, en pleno periodo de crecimiento, es apto para todas las personas que tienen un estilo de vida activo y saludable y que puedan realizar un entrenamiento HIIT sin limitaciones. El programa permite adaptar todos los ejercicios propuestos a las posibilidades reales y a la forma física de los participantes sin que estos dejen de sentir el efecto del trabajo en sus músculos.

Diferencias con la ‘Zumba Fitness’

«Ambas han sido creados por el bailarín y coreógrafo Beto Perez. Sin embargo, se trata de dos programas de acondicionamiento físico muy diferentes. Strong By Zumba permite quemar calorías a la vez que tonifica todo el cuerpo, gracias a la combinación del entrenamiento cardiovascular con movimientos realizados con el propio peso corporal y ejercicios pliométricos.

Zumba Fitness, en cambio, combina movimientos y ritmos latinos creando un ambiente que convierte cada clase en una fiesta. El éxito está justo en la combinación entre baile y fitness, ya que las coreografías mezclan movimientos de acondicionamiento físico con pasos sencillos de baile, tonificando el cuerpo y divirtiendo al participante al mismo tiempo», dice Diana.

La duración de una clase de Strong By Zumba es de entre 55 y 60 minutos; se compone de cuatro cuadrantes diferentes -Actívate, Enciéndete, Desafía tus límites y Todo en el suelo-, además de los correspondientes Warm-up (calentamiento) y Cool down (vuelta a la calma). Lo ideal es realizar este entrenamiento dos veces por semana.

Según Serena, «al ser un sistema en el que se realizan ejercicios aeróbicos de alto impacto puede llegar a eliminar entre 500 y 650 calorías en poco menos de una hora. Además, últimamente hemos presentado dos nuevas variantes que permiten estructurar las clases para que su duración sea de 30 o 45 minutos».

Beneficios del Entrenamiento

– Mejora la fuerza, la resistencia, la capacidad cardiovascular, tonifica y define la musculatura; y, al tratarse de un ejercicio que combina movimientos en perfecta sincronía con la música, permite mejorar la coordinación, la agilidad y el equilibrio.

La pérdida de grasa corporal es más efectiva. La alta intensidad de los movimientos consigue acelerar el metabolismo, logrando que se sigan quemando calorías, incluso, después de haber finalizado la rutina.

– Al igual que otras muchas actividades de tipo grupal, contribuye a fomentar las relaciones sociales y consecuentemente influye de manera positiva sobre el estado anímico y emocional de los participantes.

Su práctica regular influye en la mejora de la concentración y, en general, en las funciones cognitivas.

– También se trata de una actividad beneficiosa para las personas que sufren diabetes. Su práctica regular puede mejorar la sensibilidad a la insulina y aumentar el consumo de glucosa.

Artículos Relacionados