Llegó agosto y seguimos en cuarentena. Llevamos varios meses confinados por la pandemia del coronavirus, por lo que hacer ejercicio sigue siendo una vía de escape para la monotonía del hogar. Si todavía no has elegido una actividad física, saltar lazo puede ser tu salvación.

La vacuna contra el COVID-19 parece estar cerca, pero las autoridades han advertido que seguiremos en confinamiento durante el resto del año. O sea, que aún estamos a tiempo de aprovechar la estancia en casa para cambiar nuestros hábitos. Dos cambios significativos que puedes hacer para beneficio de tu salud son: realizar actividad física y comer sano.

Sobre la alimentación hemos hablado bastante, es mas, hace poco compartimos 10 tips para no engordar en cuarentena; por eso nos centraremos en el ejercicio y en uno especifico: saltar lazo. Estamos hablando de un movimiento básico que tiene multiples beneficios y para el que solamente necesitas un lazo, una cuerda, un cable o una soga.

Si aún no has probado este ejercicio, te damos cinco razones para que lo incluyas en tu entrenamiento.

1. SALTAR LAZO QUEMA GRASA

Como saltar la cuerda es un gran ejercicio cardiovascular, te permite quemar grasa de manera rápida. Puedes brincar a intervalos, por ejemplo, 30 segundos de brincos de alta intensidad, luego 1 minuto ligero, seguido de otros 30 segundos.

2. MÁS RESULTADOS EN MENOS TIEMPO

Estudios han demostrado que saltar la cuerda por 10 minutos a 120 revoluciones por minuto, equivale a 30 minutos de trotar, o jugar dos sets de tenis, o nadar 600 metros o jugar 18 hoyos de golf.

3. AYUDA AL SISTEMA LINFÁTICO

Este sistema es el que se encarga de desechar las toxinas de tu organismo, pero a diferencia del sistema circulatorio no tiene forma de moverse por si mismo. Brincar la soga o saltar en un trampolín ayudan a que los músculos lo muevan.

4. TRABAJA VARIOS MÚSCULOS

Saltar lazo es un ejercicio completo que aumenta la fuerza, agilidad, elasticidad y velocidad. Tiene impacto positivo en tus huesos y una gran forma de hacer cardio sin dañar las rodillas, lo que ocurre en ocasiones al correr.

5. ES MUY ECONÓMICO

No tienes que pagar una alta cuota o membresía de un gimnasio para poder ejercitarte, es más, tal vez no tengas ni que salir de tu casa si mueves algunos muebles. El equipo es mínimo (una cuerda adecuada) y la puedes llevar a todos lados.

Pese a sus bondades, saltar la soga puede provocar dolores en las rodillas porque es un movimiento de alto impacto. Para evitar que esto pase, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Párate derecho

– Aterriza con ambos pies

– Hazlo por tiempo breve

Finalmente, asegúrate que la cuerda llegue de hombro a hombro mientras pisas la parte central, este es el largo adecuado para tu estatura. Aprovecha el tiempo que te queda en casa para mejorar tu salud mientras te diviertes como un niño.

Artículos Relacionados